Ernesto Araujo y Mike Pompeo
Foto: AFP

Estados Unidos y Brasil, los dos principales críticos del acuerdo climático de París, anunciaron este viernes que promoverán el desarrollo del sector privado en la Amazonía.

Los principales diplomáticos de los dos países prometieron avanzar en la cooperación estratégica a la que se comprometieron en marzo los presidentes, Donald Trump y Jair Bolsonaro.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, respondió sobre las críticas de Europa acerca del manejo que hizo el gobierno de los recientes masivos incendios en la Amazonía.

«En todo el mundo vemos algunas ideas que cuestionarían la soberanía, en el caso de Brasil, de que no podemos hacer frente a los desafíos del medioambiente, y no es cierto, Estados Unidos lo sabe», dijo Araújo.

El funcionario afirmó que para Brasil solo es posible proteger la Amazonía generando desarrollo y la asociación con Estados Unidos es clave para eso.

«Queremos estar juntos en el esfuerzo por crear desarrollo para la región amazónica. Estamos convencidos de que es esta la única forma de proteger realmente la selva» indicó el canciller.

«Necesitamos iniciativas, nuevas ideas productivas, que generen empleos e ingresos para las personas en la Amazonia. Nuestra asociación con Estados Unidos será importante para nosotros», añadió.

Por su parte, Mike Pompeo prometió incrementar el intercambio comercial entre EE UU y Brasil, que ya representa 100.000 millones de dólares anuales.

«Equipos brasileños y estadounidenses avanzarán en el compromiso para un fondo de inversión de impacto de 100 millones de dólares por 11 años, para la conservación de la biodiversidad amazónica», informó.

Los funcionarios señalaron que el fondo busca apoyar inversiones en sectores de alto riesgo y de difícil acceso de la Amazonía.

El cometido es estimular negocios exitosos que estén en línea con la conservación de los bosques y la biodiversidad.