ONU impuestos
Foto de referencia

Alena Douhan, relatora de las Nacionales Unidas para las medidas coercitivas, finalizará este viernes su visita a Venezuela y debe ofrecer sus conclusiones sobre la situación del país. Así lo señaló Julio Borges, comisionado de Juan Guaidó para las Relaciones Exteriores.

Al respecto, Borges expresó que espera que la relatora presente conclusiones  basadas en la realidad del país, y no en reproducir el discurso del régimen que culpa a las sanciones de la crisis.

“Es fundamental que responda a la realidad de los venezolanos y no que reproduzca el discurso de Maduro sobre las sanciones. Solo así reflejará imparcialidad y apego a los derechos humanos”, enfatizó el político.

Advirtió que el madurismo espera que la representante de la ONU emita un veredicto en su favor.

“Resulta curioso que el régimen, que durante años ha negado el acceso al país a organizaciones de derechos humanos del mundo, incluso de la ONU, haya permitido la visita de la relatora sin mayores obstáculos. Esperan que esta emita un veredicto a su favor y en contra del pueblo venezolano”, reiteró.

Sin contacto con la sociedad civil

El comisionado para las Relaciones Exteriores indicó que la funcionaria no tuvo un contacto abierto con la sociedad civil.

“La dictadura secuestró la agenda de la funcionaria de la ONU, no permitió un contacto abierto con la sociedad civil y con las víctimas de las violaciones de los derechos humanos del régimen. Hay historias que la relatora debe conocer, historias de presos políticos, civiles y militares, que han sido torturados por defender la Constitución y el país”, dijo.

Además, recordó que la Misión de Determinación de Hechos de la ONU reflejó en su informe que esas prácticas no han sido aisladas, sino que forman parte de un patrón sistemático que dirige Nicolás Maduro.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!