discurso de investidura
Joe Raedle/Getty Images/AFP

El congresista estadounidense Gregory Meeks, recién nombrado presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, puede convertirse en un enlace entre el gobierno de Joe Biden y el régimen de Nicolás Maduro.

Meeks, representante de Nueva York, aseguró al periodista Joshua Goodman, de la agencia de noticias The Associated Press estar listo para enfrentarse a Maduro, si se lo piden.

Ambos, después del intento de golpe de Estado contra Hugo Chávez en 2002, compartieron experiencias y pasiones en el complejo Kennedy de Cabo Cod, en Massachusetts.

No habrá concesiones ni recuerdos de los buenos tiempos. Tendríamos conversaciones realmente duras sobre lo que ha ocurrido y lo que debería ocurrir para deshacer algunas de las cosas autoritarias que han sucedido desde que asumió la presidencia”, dijo.

El demócrata recuerda al actual líder del chavismo como una persona que, según, sabe escuchar y que está comprometida con la justicia social.

Meeks asistió al funeral de Chávez en 2013 en nombre del gobierno del expresidente Barack Obama. Su larga relación con Latinoamérica lo ubica en una posición idónea para abrir un espacio a la diplomacia y por su reputación como enviado directo le ha valido el respeto de la región.

Maduro no se fía ni de su propia sombra. Pero podría confiar en Gregory Meeks”, dijo el exrepresentante Bill Delahunt, quien también viajó al funeral de Chávez y otras dos veces a Caracas en una misión secreta en un intento de mejorar las relaciones bilaterales.

“Si alguien puede hacer avanzar las cosas, ese será Meeks. No tengo ninguna duda de que será un activo incalculable para el gobierno de Biden”, dijo.

Los asesores de Biden, quien asumirá la Presidencia de Estados Unidos el 20 de enero, afirmaron que el demócrata no tiene en planes levantar las sanciones aplicadas a Venezuela ni quitar la acusación contra Maduro por presunto narcotráfico, reseñó la AP.

Pero los analistas esperan que haya una disminución a las críticas diarias hacia el régimen y las amenazas de una opción militar, que caracterizaron a la saliente gestión de Donald Trump.

Meeks manifestó que no se está presentando como un mediador, pero que está dispuesto a hablar con el régimen de Maduro si existe una valoración en América Latina, la Unión Europea y el gobierno de Biden.

El congresista demócrata indicó que su primer viaje como presidente Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes contempla Haití y Colombia, incluyendo una visita a la frontera con Venezuela. Agregó que está dispuesto a involucrar a Cuba y Rusia a cualquier negociación que pueda surgir, si los aliados de Washington están de acuerdo.

“Esa es una posibilidad. Así es como se resuelve cualquier problema importante. Implicas a mucha gente distinta para que el pueblo de Venezuela tenga confianza en el proceso electoral”, señaló.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo