pruebas covid-19
Foto de referencia

Médicos Unidos Venezuela, organización no gubernamental que se dedica al monitoreo del covid-19 a falta de datos oficiales confiables, alertó este lunes sobre el empeoramiento en el subregistro de los casos de coronavirus debido a la carencia de pruebas de detección en laboratorios públicos.

A ello se une, indicó, el excesivo costo de las pruebas en los laboratorios privados.

Sin control de la estadística epidemiológica

La organización aseguró que el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) perdió el control de la información epidemiológica.

«Alertamos: el MPPS no solo ha perdido la batalla en contra del covid-19, también perdió el control de la información epidemiológica nacional. La base informativa es sobre resultados de laboratorio y estos se trasladaron a pacientes que los tramitan en laboratorios privados», indicó Médicos Unidos Venezuela en Twitter.

De igual manera, la organización instó a ese ministerio a publicar la lista de los laboratorios públicos en los que efectivamente se estén realizando pruebas de antígenos y PCR por estados.

Estados que no reportan casos debido a que no hay pruebas de covid-19

«La pruebas rápidas disminuyeron sustancialmente y por ello ya no forman parte de la información oficial. Hay estados sin laboratorios por lo que la información es de cero casos», advirtió.

Y reiteró: «Alertamos que no hay suficientes laboratorios públicos con capacidad de realizar diagnósticos de covid-19».

Además, la ONG calificó de excesivos los precios de las pruebas en laboratorios privados.

Señaló que las pruebas de PCR se ubican entre 60 y 80 dólares, y pueden ascender a 100 dólares si se trata de niños.

De igual manera, las pruebas de antígenos se ubican entre 30 y 50 dólares, y el perfil covid entre 40 y 60 dólares.

«Todos deben ser costeados por los pacientes», recalcó.

Flexibilización extendida

A partir de este lunes primero de noviembre entra en vigor la flexibilización extendida por el período navideño, como lo decretó Nicolás Maduro. Por lo tanto, el método de intermitencia entre semanas radicales y flexibles queda suspendido al menos hasta enero de 2022.

En ese entorno, especialistas en materia de salud, entre ellos Médicos Unidos Venezuela, llaman a la ciudadanía a extremar los cuidados y las medidas de bioseguridad, especialmente debido al subregistro de casos que va acompañado de la presencia de la variante delta en el país.

 


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!