Rubén González, secretario general del Sintraferrominera
Foto Archivo

Yarudid González, hija de Rubén González, denunció este jueves el delicado estado de salud del secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco.

González dijo en una entrevista concedida a Venepress que tienen nueve días exigiendo su traslado a un hospital porque presenta fiebre debido a los problemas renales que sufre.

«No lo hemos logrado, el martes lo que hicieron fue tomarle la tensión y se dieron cuenta de que está bastante alta», aseguró.

Señaló que las dificultades de la salud de su padre comenzaron cuando estuvo preso por primera vez. A González se le obstruyeron los canales urinarios.

«Y ahora en la cárcel no hay agua potable, tenemos que llevársela; y cuando se le acaba tiene que hacer un proceso para potabilizarla porque está contaminada, tienen que hervirla varias veces y colarla», indicó.

También denunció que el preso político corre peligro y no tiene la alimentación adecuada que debería tener una persona de 60 años en esas condiciones de salud.

«Seguimos exigiendo la libertad de todos los presos políticos y mi papá que requiere con urgencia la libertad, porque la vida no espera, las enfermedades no se detienen», agregó.

Rubén González está detenido en un anexo para militares en la cárcel de La Pica, en Maturín, estado Monagas.

Loading...