españa guaidó
Guaidó llegó este sábado a Madrid como parte de una gira internacional que comenzó el pasado domingo en Colombia. | Foto: AFP/Javier Soriano

La política de España hacia Venezuela no ha cambiado, pero sí la situación en ese país. Así lo afirmó la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien aseguró que para el Ejecutivo de Pedro Sánchez, el presidente encargado de Venezuela es Juan Guaidó.

«Eso lo dice España por activa y por pasiva», subrayó González Laya en una entrevista con El País, en la que, entre otros asuntos, restó importancia al hecho de que fuera ella y no Sánchez quien recibió a Guaidó en su reciente visita a Madrid.

«Nuestro objetivo no ha cambiado en este año, pero la situación sobre el terreno, sí», señaló la ministra española. Para González Laya lo que importa es que España haga avanzar una situación que se ha enquistado en Venezuela.

«Nos parece que la manera de hacerlo es construir un consenso internacional lo más amplio posible que apoye a las partes de Venezuela en torno a unas elecciones democráticas. Igual nos equivocamos, pero me gustaría que se nos diera un poco de crédito», señaló.

González Laya criticó el uso partidista que ha hecho de la visita de Guaidó a Madrid. A su juicio, no ayuda a resolver el conflicto en Venezuela.

Visita de Guaidó a Madrid

La funcionaria española explicó que cuando Juan Guaidó llegó a España fue recibido por los Servicios de Exteriores como se recibe a un jefe de Estado o de gobierno.

«Pero en el aeropuerto nos comunicó que prefería no utilizar esa vía, sino pasar por donde pasan los ciudadanos porque hay muchos que lo estaban esperando. También pide entrevistarse conmigo en Casa de América», relató la ministra ante las críticas de haberse reunido con Guaidó en un edificio no oficial.

Y la elección de la Casa de América, añadió González Laya, responde al hecho de su proximidad con el Ayuntamiento de Madrid. Se reuniría con el alcalde, el conservador José Luis Martínez Almeida.

Con respecto a la reunión de Delcy Rodríguez y José Luis Ábalos en el aeropuerto de Barajas, la ministra negó que eso signifique un giro en la política de España con Venezuela.

Rodríguez es la vicepresidente del régimen de Nicolás Maduro, y Ábalos es el ministro de Transporte de España.

«No hemos dejado de apoyar los esfuerzos para buscar una solución ni de amparar discretamente, sin hacer publicidad, a cientos de personas. La polémica estéril nacional no ayuda a resolver la situación y siembra dudas sobre el compromiso de España», concluyó.