Harry y Meghan
Foto Archivo

Desde que el Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle dejaron la familia real británica, todo lo referente a su mudanza a Los Ángeles es noticia. La pareja recientemente adquirió una propiedad en Beverly Hills, gracias a Oprah Winfrey, gran amiga de la actriz, quien los asesoró.

La seguridad de la pareja ha sido el tema más debatido tanto en Reino Unido como en Estados Unidos, sobre todo ahora que deberán ocuparse de esto ellos mismos. Por esta razón Harry y Meghan contrataron a la empresa GDBA, una compañía que pertenece a Gavin de Becker, jefe de seguridad del presidente Ronald Reagan entre cuyos clientes figuran celebrities como Madonna, Tom Hanks, Jennifer Lawrence y magnates como Jeff Bezos.

En este caso Oprah Winfrey también fue la responsable de que contrataran los servicios de esta empresa. La pareja debe pagar 8.700 dólares al día, que al año superarían los 3 millones, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta los requerimientos de Harry y Meghan.

Desde su llegada a Estados Unidos la pareja no ha escatimado en gastos. Durante el confinamiento, antes de mudarse a su residencia actual, se vieron obligados a instalar pantallas en algunas partes de su propiedad para bloquear la vista de los paprazzi.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo