Meghan Markle y el príncipe Harry paparazzi
Foto Archivo

Se sabe que los protocolos de seguridad de Meghan Markle y el príncipe Harry suelen ser muy estrictos. Expuestos a la prensa de forma constante, la pareja suele ser receptiva con los periodistas; sin embargo, también buscan espacios de privacidad en los que puedan evitar a los paparazzi.

En la lujosa mansión de Beverly Hills de 18 millones de dólares en la que actualmente la pareja y su bebé, Archie, pasan la cuarentena por el coronavirus, los miembros de la familia real montaron un operativo para aislarse también de las cámaras. En particular, descubrieron que desde un camino de senderismo muy cercano a su casa hay una perfecta vista a la propiedad, Meghan y Harry buscaron evitar el voyeurismo de la prensa con pantallas de privacidad.

De acuerdo con lo que informó The Daily Mail, en las últimas horas se vieron empleados colocando pantallas alrededor de la residencia de la pareja, ahora que los senderos comenzaron a reabrirse por la flexibilización del confinamiento.

Las fotografías tomadas por el medio británico muestran un área del patio trasero de la propiedad con perfecta claridad. De hecho, se ve una imagen de un hombre que trabaja en la instalación de las pantallas, por lo que es probable que la familia necesite un sistema de detección de paparazzi más avanzado si no quieren que los retraten en su intimidad.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo