Al igual que el príncipe Harry y Meghan Markle, la princesa Eugenia no quiere que su bebé tenga un título real. Así lo comentó una fuente cercana a la pareja a la revista Vanity Fair. El deseo de la royal embarazada y de su esposo, Jack Brooksbank, es que su hijo pueda llevar una vida normal sin privilegios.

Si bien la familia continuará viviendo en el palacio de Kensington y su bebé será el undécimo Windsor en la línea de sucesión al trono, la publicación aseguró que el deseo de la princesa y su marido es que el pequeño o pequeña sea feliz, saludable y que trabaje para ganarse la vida. “Incluso si la reina [Isabel II] les ofreciera un título como regalo, la pareja no desea que su hijo lo tenga debido a que consideran que es un riesgo en el sentido de que puede ser tanto una maldición como una bendición”, señaló una fuente.

View this post on Instagram

Happy Father’s Day!

A post shared by Princess Eugenie (@princesseugenie) on

A pesar de que la noticia de un bebé en camino es motivo de alegría, en este caso no llega en el mejor momento para su abuelo, el príncipe Andrés, que desde su renuncia a los deberes reales por su vínculo con Jeffrey Epstein, sufre de un gradual destierro de la familia real. Lo último que se supo es que el duque de York quedará fuera de la tradicional conmemoración del ejército británico, el Remembrance Day.

Un amigo cercano de la pareja le dijo a la revista People que, en términos de crianza, Eugenia pareciera similar al estilo de su madre, Sarah Ferguson: “Creo que será una mamá bohemia y seguirá los pasos de Fergie”.

 

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo