Foto Getty Images

Zac Efron sabe combinar a la perfección las pasiones de su vida, las artes escénicas, el deporte y viajar como mochilero. El actor estadounidense también deja tiempo en su agenda para tocar el piano, la guitarra y reparar los autos antiguos de su abuelo.

«Hoy no imagino la vida sin machacarme en el gimnasio. Cuando voy me siento vivo, lleno de energía y más alerta que nunca», confesó en una entrevista para Men’s Fitness.

Cuando caracterizó a Troy Bolton en la saga de High School Musical su apariencia era algo escuálida. Pero cuando aceptó coprotagonizar el musical Hairspray (2006) su físico ya mostraba ciertos cambios.

Actualmente, el actor entrena dos veces al día, cinco días a la semana.  Empezar la primera ronda de ejercicios a las 5 de la mañana y consumir únicamente comida orgánica durante cuatro meses transformaron su físico.

«Nunca me sentí mejor en mi vida que como me siento ahora mismo. Siempre me gustaron los retos y explorar mis límites», añadió.

Para Zac Efron es importante la constancia y la concentración en su vida diaria, dos de sus grandes secretos al momento de alcanzar sus metas. «Es muy simple. El secreto de cualquier entrenamiento es tener el control mental. Si quieres tener la tableta de abdominales marcada, tienes que ser disciplinado y trabajar duro. El fitness real requiere un cambio absoluto en tu estilo de vida», afirmó.

Como actor busca nuevos personajes que lo reten, como el papel que aceptó este año cuando interpretó a un asesino serial, Ted Bundy.

«Tenía muchas reservas sobre interpretar a un asesino en serie, especialmente uno tan popular como Ted Bundy», confesó sobre el metraje dirigido por Joe Berlinger, donde Lily Collins es su coprotagonista.