psicópatas más realistas del cine

La psicopatía es un trastorno de la personalidad que se deriva de características afectivas, interpersonales y de comportamiento, tales como la manipulación, el egocentrismo y la falta de culpa, entre otros, explica Robert Hare, uno de los más importantes estudiosos de la psicología criminal.

En el cine hay varios ejemplos de personajes, sobre todo villanos, que parecen encajar en esa clasificación. Incluso, muchas películas sobre psicópatas se convirtieron en clásicos cinematográficos. Pero, ¿qué tanto se acercan estos personajes a un psicópata real? Psiquiatras forenses investigaron al respecto, y estos fueron los resultados.

Samuel Leistedt y Paul Linkowski son psiquiatras forenses de Bélgica. En un artículo llamado Psicopatía y cine: ¿realidad o ficción?, analizaron cómo ha sido representada la psicopatía en películas populares y a través de la historia del cine.

Para ello, los investigadores seleccionaron a los villanos de 400 películas. Todas las producciones fueron vistas y analizadas por psiquiatras forenses experimentados y críticos de cine, según cuentan los autores en el artículo, que se publicó en 2014 en la revista científica Journal of Forensic Sciences (Revista de Ciencias Forenses).

Al final, se decidió excluir a 274 personajes “por ser demasiado caricaturizados y/o ficticios”. Por lo tanto, se quedaron con 126 personajes (21 mujeres y 105 hombres) de 126 películas, las cuales se estrenaron entre 1915 y 2010.

Luego del análisis, el estudio concluyó que en las películas sí existen personajes ficticios con características realistas de psicopatía, pero son minoría.

Los autores recalcan que “frecuentemente el éxito de un modelo particular de psicópata depende de la habilidad o cualidades icónicas de la interpretación del actor en una película particular”.

Los siguientes son los personajes de cine que Leistedt y Linkowski clasificaron como psicópatas clínicos más interesantes y realistas.

1.  Anton Chigurh, No Country For Old Men (2007)

Esta película, basada en la novela de Cormac McCarthy del mismo nombre, narra la historia de un hombre que encuentra una fortuna ajena. Eso crea un drama que une los caminos de tres hombres en el oeste de Texas, Estados Unidos.

De acuerdo con el análisis, Anton (interpretado por Javier Bardem) es un uno de los personajes psicópatas más interesantes y realistas. Hay suficientes argumentos y detalles sobre él para obtener un diagnóstico de psicopatía activa, primaria e idiopática. Además, se identifica en él la incapacidad para amar, ausencia de remordimiento, incapacidad para aprender de experiencias pasadas, actitud de sangre fría, crueldad, determinación total y falta de empatía, dice el artículo.

2. Henry, Henry: Portrait of a Serial Killer (1991)

“En esta película, el tema principal e interesante es el caos y la inestabilidad en la vida del psicópata”, dice el artículo. Además, resaltan la falta de percepción de Henry, una poderosa falta de empatía, pobreza emocional y fracaso para planificar el futuro. Henry: Portrait of a Serial Killer cuenta los crímenes aleatorios de un asesino en serie (interpretado por Michael Rooker). Los personajes de Henry y Ottis estarían basados en dos asesinos en serie de la vida real: Henry Lee Lucas y Ottis Toole.

3. Hans Beckert,  (1931)

Beckert es, para los investigadores, uno de los personajes psicópatas más realistas de antes de 1960. El actor Peter Lorre retrata a un hombre aparentemente bueno que está atormentado por la compulsión de asesinar niños.

En M, habría una representación sustancialmente más realista de lo que se conoce hoy como un depredador sexualmente violento que probablemente sufre de psicosis.

Por un lado, George Harvey (interpretado por Stanley Tucci) en The Lovely Bones (2009) fue calificado como un psicópata más realista. Es un “hombre promedio en la calle” y parece más “adaptado” que Chigurgh y Henry.

Por otro lado, está Gordon Grekko (Michael Douglas) de Wall Street (1987). Según el texto, es probablemente uno de los personajes psicópatas manipuladores más interesantes hasta la fecha y que entran en la clasificación de “psicópata exitoso”.

Para los diagnósticos de cada uno de los personajes, los autores del artículo se basaron en las clasificaciones propuestas por Hugues Hervé, psicólogo forense, y Benjamin Karpman, psiquiatra.

“Algunos de los psicópatas más famosos de las películas no son psicópatas, sino psicóticos”, afirma el artículo. Son personajes que están, de distintas formas, desconectados de la realidad y sufren de ideas delirantes.

Norman Bates, del clásico Psycho (1960) y Travis Bickle, de Taxi Driver (1976) son nombrados como ejemplos de personajes psicóticos y no psicópatas.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo