La nueva cinta basada
Foto| Warner Bros

Doctor Sueño, la secuela de El Resplandor, llega con una propuesta más psicológica y con una historia donde los fantasmas ya no representan el único problema para Danny Torrance.

La película, en cartelera desde este viernes, ofrece un tono diferente al de su antecesora de 1980, dirigida por Stanley Kubrick. Una obra que, aunque no ausente de polémicas, se convirtió en referencia del género de terror. Sin embargo, está adaptación de Mike Flanagan, del libro homónimo, no se limita e intenta explorar parajes diferentes como el drama y la fantasía.

Doctor Sueño sigue los pazos de Danny Torrance (Ewan McGregor), el niño con el poder de «el resplandor» de la primera entrega durante su etapa adulta. Después de pasar una vida traumática por sus habilidades, cae en el alcoholismo. Cansado de huir de sus propios demonios, busca empezar de nuevo. Es cuando conoce auna niña que también maneja «el resplandor». Ella le enseñará la existencia de una secta, llamado Nudo verdadero, que se alimenta de sus poderes. Ahora Dan y Abra (la niña) deben buscar la forma de acabar con ese culto.

Aunque en un principio se pensó que sería un adaptación fiel del libro de King, el resultado no fue en esa dirección. Así, la cinta de Flanagan continúa la visión planteada por Kubrick.

Es incuestionable la intención de homenajear la primera película, que básicamente era una oda al simbolismo que solía plasmar el cineasta británico. Y hay que tener algo claro: para disfrutarla hay que haber visto su antecesora. No es una cinta que funcione por cuenta propia.

Danny y Abra en el Hotel Overlook, lugar donde transcurre El Resplandor | Foto Archivo
Un enfoque diferente 

Otro punto importante es que, para los amantes de la obra de King, se trata de una redención para la perspectiva del escritor.

El Resplandor, aunque en la actualidad goza de gran aceptación, cuando se estrenó fue una cinta incomprendida que no logró reconocimiento del público. Y más impactante aún, fue rechazada por King, que consideró que se le restó importancia a tópicos que para él eran relevantes en el libro.

Pero en esta oportunidad, King expresó su admiración por la propuesta de Flanagan: «Mike  tomó mi material y creó una historia genial. Agarró mi novela Doctor sueño y, de algún modo, la unió sin ningún tipo de costuras a la versión de Kubrick de El Resplandor. Así que, sí, me gustó mucho», indicó.

Además, el filme no es solo una película de terror; ya no se centra solo en los elementos paranormales, sino que intenta explicar las consecuencias que en la vida de una persona pueden tener los excesos y enfermedades como la depresión. Si bien también se toca el género de acción o fantasía, y entre una que otra risa, Doctor Sueño busca adentrarse en la psicología del protagonista.

McGregor explicó en una entrevista que le «interesó mucho la historia de Danny, que explora su adicción y su alcoholismo, algo de lo que quizá King sabe mucho o le interesa. El Resplandor va sobre un adicto, sobre la vida de un alcohólico y sobre ser el hijo de un alcohólico. Pero esta va de la rehabilitación y la sobriedad».

Doctor Sueño difiere de El Resplandor en la cantidad de escenarios, la dependencia de efectos especiales en gran número de escenas, y por su puesto, un nuevo tipo de enemigos. El Hotel Overlook representó un infierno para los Torrance, pero los villanos de esta entrega no se limitan a una localidad.

Rose la Chistera, jefa del culto Nudo Verdadero, y la antagonista principal de la cinta | Foto Archivo

Pero así como hay diferencias, hay que destacar las similitudes con El Resplandor. Numerosas referencias fueron planteadas en la producción para recordar con detalle las imágenes que cautivaron a los espectadores de la obra de Kubrick.