Friends - 25 años reencuentro
Creada por David Crane y Marta Kauffman, los guionistas de Friends incluyeron un elemento que se transformaría en un factor clave en la producción de comedias: un sillón donde los protagonistas se reunían a conversar en su cafetería, Central Perk

El 22 de septiembre de 1994 la historia de seis amigos que vivían en un mismo edificio de Nueva York llegaba por primera vez a la pantalla de la cadena estadounidense NBC. Se llamada Friends.

25 años después, Rachel (Jennifer Aniston), Ross (David Schwimmer), Chandler (Matthew Perry), Phoebe (Lisa Kudrow), Joey (Matt LeBlanc) y Mónica (Courteney Cox) continúan haciendo reír y fascinando con sus historias a viejas y nuevas generaciones.

“La serie trataba de un período finito de la vida, después de la universidad y antes de comenzar a formar una familia, donde los amigos son tu red de apoyo. Esa era la magia del show, porque todo el mundo pasa por eso y se podía sentir identificado”, comentó Matt LeBlanc en una entrevista con la cadena BBC.

Ver la comedia, que The Hollywood Reporter calificó como la mejor serie de la historia, era un ritual de todos los jueves en la noche. El último episodio, que se emitió el 6 de mayo de 2004, después de 10 temporadas y 236 capítulos, contó con 52.2 millones de televidentes.

«The Last One», el último episodio de Friends, se transmitió el 6 de mayo de 2004 | Foto Warner Channel

La emisión fue sintonizada en restaurantes y locales como si fuera la final de un Mundial de Fútbol. Millones de fanáticos lloraban mientras los amigos se despedían del apartamento donde durante 10 años se habían reunido. Era el fin de una época, y también el nacimiento de un clásico.

La década de los noventa es considerada como la época de oro de la comedia televisiva en Estados Unidos. Series como Seinfeld (1989-1998) y Frasier (1993-2004) también hicieron historia en la televisión.

Creada por David Crane y Marta Kauffman, los guionistas de Friends incluyeron un elemento que se transformaría en un factor clave en la producción de comedias: un sillón donde los protagonistas se reunían a conversar en su cafetería, Central Perk.

Ese modelo de espacio común fue replicado en otras series del mismo género como Two and a Half Men, How I Meet Your Mother y The Big Bang Theory.

Los seis protagonistas de Friends eran unos desconocidos cuando llegaron a la serie. Solo Cox tenía cierto trato de “estrella de reparto” porque había aparecido en la ficción Family Ties y en el video Dancing in the Dark de Bruce Springsteen.

El representante de una joven Aniston le aconsejó perder alrededor de 13 kilos. Era, a su juicio, la única manera de obtener el papel de Rachel Green y entrar en Hollywood.

22.000 dólares por episodio ganaban los protagonistas en las  primeras temporadas. Al finalizar, cada uno cobraba 1 millón de dólares por estar, aproximadamente, 22 minutos en el set de grabación.

Aunque el show progresaba y recibía elogios por tener una “escritura y química consistente entre los actores”, las críticas estaban divididas y, en ocasiones, había comentarios mordaces.

 

“En Friends, la multitud siempre está presente para compartir sus últimos problemas personales u ofrecer un hombro para llorar. Pero, ¿quién querría el consejo de estos imbéciles disfuncionales, con sus obsesivas referencias a la cultura pop?”, reseñó la revista Time.

De acuerdo con el artículo “Is Friends Still the Most Popular Show on TV?”, del crítico de televisión Adam Sternbergh, publicado en 2016 en Vulture, Friends representa una época de escapismo pop que marcó un antes y un después en la televisión. “Reflejó la transformación de una década”.

Luego del final de Friends los críticos especulaban sobre el destino del sitcom.

El impacto de Friends fue tal que el peinado de Rachel Green en la primera temporada comenzó a ser utilizado por millones de mujeres. Lo bautizaron como “The Rachel”. De Joey se popularizó su pícaro “How you doing?” (¿Cómo va eso?) y Chandler impuso su tono sarcástico al hablar.

Galardones

Los premios fueron llegando poco a poco.

El show recibió en 1995 el Gladd Media Awards como Mejor Serie de Comedia. Tres años después, en 1998, logró un Bafta, que concede la industria de la televisión británica, como Mejor Programa de Televisión Extranjera. En 2002 se le otorgó el Premio Emmy a Mejor Serie de Comedia y Jennifer Aniston fue galardonada como Mejor Actriz en una Serie de Comedia.

En los Globos de Oro volvió a destacar Aniston al recibir el galardón como Mejor Actriz en una Serie de Comedia o Musical.

12 de los mejores episodios de la sitcom se proyectarán en 1.000 cines de Estados Unidos a partir del 23 de septiembre

En 1998 Lisa Kudrow triunfó en la categoría de Mejor Actriz de Reparto y en 1996 Michael Lembeck recibió la estatuilla como Mejor Director por el capítulo “The One Alter The Superbowl”.

Para conmemorar los 25 años del estreno de Friends, desde el 7 de septiembre está abierta una exposición en Nueva York que muestra elementos icónicos de la escenografía de la serie.

Los sillones reclinables de Chandler y Joey, la guitarra de Phoebe, el atuendo de chef de Mónica y el pollo con lentes que Joey se puso en la cabeza para asustar a Chandler forman parte de la muestra con la que el público podrá interactuar.

La exhibición también cuenta con la recreación del famoso Central Perk y una tienda de productos alusivos al programa. Hay sets en los cuales los visitantes podrán tomarse fotos.

Parte de los artículos que se ofrecen en la tienda dedicada a la popular serie de los noventa en una exposición en Nueva York

Lego también se sumó a la celebración de Friends: lanzó a comienzos de este mes un set inspirado en la serie de televisión que cuenta con 1.070 piezas y 7 minifiguras: los 6 amigos más Gunther, el gerente de Central Perk. El kit está disponible tanto en tiendas como en la página web de la compañía.

12 de los mejores episodios de la sitcom se proyectarán en 1.000 cines de Estados Unidos a partir del 23 de septiembre. Entre ellos los considerados como los favoritos de los fanáticos. La selección incluye el icónico primer episodio y otros emblemáticos como “The One with the Embryos”, “The One with Ross’s Weedding”, “The One Everyone Finds Out” y “The One Where Ross Got High”.

La vida siguió

Desde que se emitió el último episodio, Aniston es la actriz que más activa ha estado, sobre todo, en películas de comedia como Marley & Me, Love Happens y Along Came Polly.

En 2014 fue nominada a los Globos de Oro como Mejor Actriz por Cake, cinta de Daniel Barnz en la que daba vida a una mujer adolorida física y mentalmente que trata de encontrar la paz a través de visiones en las que se le aparece una suicida.

En noviembre aparecerá en The Morning Show, una serie de televisión de comedia y drama en la que comparte roles protagónicos con Reese Witherspoon y Steve Carell. Se estrenará el primero de noviembre en Apple TV+.

Schwimmer fue nominado al Emmy como Mejor Actor de Reparto por su papel del abogado Robert Kardashian en la serie American Crime Story, uno de los trabajos más importantes que ha realizado luego del final de Friends.

Matt LeBlanc estuvo alejado de los reflectores hasta 2010. En 2011 protagonizó el seriado Episodes, una producción de la BBC en la que interpretó una versión satírica de sí mismo. Desde 2016 hasta 2018 protagonizó Man with a Plan.

The Kennedys After Camelot (2017) fue el último trabajo de Mathew Perry, el actor cuya vida personal y profesional ha estado marcada por su adicción al alcohol.

Lisa Kudrow ha participado en varias series y películas como actriz secundaria. Entre ellas El amor y otras cosas imposibles (2009), junto con Natalie Portman y Scott Cohen. Recientemente tuvo un rol en la cuarta temporada de Grace and Frankie, show de Netflix que protagonizan Jane Fonda y Lily Tomlin.

En Hiking with Kevin, Kudrow confesó que estuvo cerca de abandonar Friends luego de la tercera temporada. No se sentía segura de su interpretación. Pero gracias al apoyo de sus compañeros, sobre todo de Matt LeBlanc, continuó en el show. “Había interpretado a chicas tontas antes, pero tenía dudas sobre mí misma. Sentí que engañé a los productores de la serie durante la audición”, reveló.

Phoebe durante uno de los capítulos de la serie | Foto NBC

25 años después se sigue hablando de Friends por las emociones que genera y por la conexión de los fanáticos con los personajes, cada uno con distintas personalidades y divertidos a su manera. Con diálogos disparatados, una generación creció y reflexionó sobre el amor, el miedo al futuro, la incertidumbre y la transición de juventud a adultez.

View this post on Instagram

Tag your single friends!

A post shared by Friends (@friends) on

Warner Channel emitió durante cuatro días seguidos, que concluyen hoy, un maratón de Friends. La serie se encuentra disponible en plataformas como Amazon Prime y Netflix, pantalla esta última a la que llegó en 2015. En ese entonces, la compañía pagó 500.000 dólares por episodio.

A finales de 2018 Netflix le ofreció a Warner 100 millones de dólares por mantenerla durante este año. Sin embargo, ahora solo los usuarios de Latinoamérica pueden disfrutar de la producción.

La serie pasará a formar parte de HBO Max, el nuevo servicio de streaming que estrenará WarnerMedia en 2020. De esta manera, los aficionados podrán recordar los altibajos de la carrera como actor de Joey, el embarazo de trillizos de Phoebe y la ida y vuelta de Emily, la ex de Ross.

Hoy, cuando se cumplen 25 años del estreno de Friends (este 2019 también se cumplen 15 años de la emisión de su capítulo final), los nostálgicos escuchan “I’ll Be There for You”, de la banda estadounidense The Rembrandts, y rememoran la historia de aquellos amigos que podían gritarse, pelearse, decirse las verdades más incómodas y, aun así, siempre contar el uno con el otro.