friends

Han pasado 15 años del final de Friends. Pero la mítica sitcom sigue asombrando con anécdotas y curiosidades. Una de ellas está relacionada con Mónica, el personaje interpretado por Courteney Cox y la censura que estuvo a punto de sufrir en el episodio piloto: el jefe de la cadena NBC no veía con buenos ojos la cita que tenía la joven.

Con motivo de la celebración del 25 aniversario de la emisión de Friends, David Crane, cocreador de la serie, reveló en una entrevista para Entertainment Weekly que a Don Meyer, jefe de NBC en esa época, no le hacía mucha gracia que Mónica tuviera relaciones sexuales en su primera cita con Paul, el chico de los vinos.

“Cuando estábamos rodando el piloto, Don Meyer no veía con buenos ojos que Mónica tuviese sexo con un hombre en su primera cita. Dijo que ‘el público no iba a quererla’, pero nosotros nos mantuvimos firmes en nuestra decisión”, señaló Crane.

Meyer seguía sin estar seguro, y consiguió que la cadena pasara un cuestionario al público sobre lo que pensaba de la actitud de Mónica. Llegó a preguntar si era una chica tonta o se comportaba como “una cualquiera”. “El público dijo que no, que le gustaba”, declaró Crane.

El público la apoyó

La reacción del público fue tan positiva, que finalmente el ejecutivo cedió. “Bueno, estoy de acuerdo porque ella, al final, tiene su merecido cuando el tipo la engaña”, le dijo Meyer a los creadores de Friends.

“Marta Kauffman [la otra creadora de la ficción] echaba humo por las orejas de la rabia, pero yo estaba celebrando que, finalmente, lo habían aceptado. Lo importante es que pudo mantenerse”, evocó Crane.

Esto recuerda que la serie comenzó a emitirse en 1994, un momento en el que ver a una mujer libre y decidida mostrar su sexualidad no era tan común en televisoras generalistas como ahora, 25 años después.

Pese a ello, quedó en evidencia que el público iba adelantado al pensamiento del mandamás de NBC, y Friends se convirtió en pionera al mostrar a personajes femeninos fuertes, con carácter e independientes, y fue precursora de la también mítica Sexo en Nueva York, que comenzó a emitirse cuatro años después.

Estos pasos hacia adelante la hicieron una de las series más exitosas de los noventa, como también una ficción que ha conquistado a las nuevas generaciones, gracias a su emisión en plataformas en streaming.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo