Megalicor se plantea nuevas metas. Llegó al mercado venezolano en septiembre de 1999 cuando inauguró su primera tienda en Charallave. La receptividad del público a la propuesta que ofrecía le permitió expandirse en La Gran Caracas.

Los Valles del Tuy, El Hatillo y La Castellana son los lugares en los que se ubican las franquicias de licor que pretende llevar calidad a sus clientes.

Hacer la diferencia es su principal objetivo, sin perder su esencia: impulsar los licores con sello venezolano. “Licores pueden haber muchos, pero nosotros tratamos de contar con los mejores”, destacó Yordana Pardal, gerente de Mercadeo.

Pardal agregó que a pesar de que la preferencia la tiene el cliente, se esfuerzan por garantizar una variedad de productos de primera en sus establecimientos.

Los espacios del Grupo MegaLicor ofrecen comodidad y buen servicio, donde los clientes se sienten a gusto.

El reto es crecer. Obtener nuevas infraestructuras para conquistar nuevos espacios en el territorio nacional, es una de las metas que se plantean. Su intención es mantenerse en el país y lograr ser “cada día mejor”.

La clave del éxito 

Innovar. Es su secreto, al igual que responder con la mejor actitud a cada circunstancia que se ha presentado en estos 20 años, para seguir en el mercado.

La gerente de Mercadeo también resaltó que las alianzas corporativas son un apoyo que ha motivado a Grupo MegaLicor a continuar.

Para conocer más de sus servicios, visita las plataformas www.megalicor.com o licoteca.com.ve