Jurado-Blanco & Aguirre es una firma que mantiene valores éticos y morales en el ejercicio del derecho en Venezuela. Lo más importante para la empresa es darle a sus clientes atención de calidad, con respuestas oportunas que los hagan sentir seguros y protegidos del entorno legal venezolano. Es decir, minimizar los riesgos legales, darles legalidad a las actividades de sus clientes.

“En ese entorno hemos conseguido fidelizar a nuestros clientes sin abandonar estrictos códigos éticos, los principios y valores inculcados en sus hogares. Pero entendiendo el entorno social que rodea al ejercicio del derecho en Venezuela”, dijo Simón Jurado-Blanco, CEO-fundador de JBA.

Jurado-Blanco afirmó que JBA es una firma concebida para los negocios. Los socios y el resto del equipo trabajan con los mayores estándares de calidad y rapidez posible para ofrecer un servicio de calidad.

“Nuestro principal reto es superarnos día a día. Demostrar nuestra disposición a defender de la mejor manera posible y con todo nuestro empeño los intereses de nuestros clientes. De esta manera terminamos incluidos en su estructura y en toma de decisiones constituyéndonos en parte de ellos porque más que nuestros clientes, nuestra relación profesional es con nuestros amigos”, resaltó.

Agregó: “Nuestro plan es mejorar constantemente. Esto desarrollando nuestro trabajo con las mayores exigencias de calidad y tiempo de respuesta, motivándonos constantemente a permanecer actualizados. También con planes de estudios continuos y sobresaliendo frente al resto de los colegas expertos en las diversas áreas del Derecho”.

Y la firma cuenta con la confianza de quienes la contratan. Jurado-Blanco sostuvo que el secreto de su éxito es la constancia, la calidad, la velocidad de respuesta y el trato personalizado. “JBA es una Firma que mantiene la comunicación permanente entre sus socios y los clientes. Esto contrario a las firmas tradicionales, en las que el socio solo vende los servicios y luego delega toda la comunicación al equipo”.

Estado de Derecho

Han enfrentado grandes retos. El abogado aseguró que ha sido difícil ejercer con las condiciones en las que se encuentra el Estado de Derecho y el sistema de justicia venezolano. Sin embargo, eso no ha sido impedimento para lograr el éxito en los casos.

“En un Estado de Derecho precario como el nuestro nos toca brillar y estudiar más para convencer a jueces recién incorporados que atienden a líneas políticas. Son nuestros sólidos argumentos los que consiguen las sentencias que esperamos”.

Añadió que a pesar de las dificultades, se mantendrán trabajando por el país y por sus clientes. ”En los 25 años de ejercicio de cada uno, hemos enfrentado diversas situaciones. Dos sistemas políticos, dos constituciones y dos Estados de Derecho totalmente diferentes. Lo más difícil ha sido enfrentarse a todos los cambios paradigmáticos que han sucedido desde la Constitución de 1999. Una justicia politizada y un sistema económico híbrido que no termina de ser socialista, pero que dista del liberalismo económico, generando un sistema intermedio lleno de incertidumbre”.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here