Ruperti gasolina

El magnate dueño de Maroil Trading Inc., Wilmer Ruperti, afirmó que hay 1 millón de barriles de gasolina más camino a Venezuela.

En entrevista para la agencia de noticias AP, Ruperti aseguró que esto lo hace por miedo a que la escasez de combustible empeore la situación del país y que ocasione, entonces, una implosión social.

«No se trata de mi negocio. Se trata de ayudar al pueblo venezolano, que sufre las consecuencias de una serie de acciones políticas», expresó el magnate. Precisó que la semana pasada llegaron 300.000 barriles de gasolina a Venezuela.

Para traer este combustible, Ruperti adquiere la gasolina de la mayoría de las empresas que se niegan a venderla al régimen de Nicolás Maduro. El oficialista se encuentra fuertemente sancionado.

Rechazó que se le acuse de querer enviar un salvavidas a Maduro, pues considera esta labor un «trabajo humanitario» para aliviar el sufrimiento de los venezolanos.

«Maduro es el presidente de Venezuela; no puede haber duda al respecto. Pero esto va más allá del presidente. Al final del día estás ayudando al pueblo venezolano, gente común que va a trabajar diariamente y depende del transporte para llegar a sus trabajos», expresó.

Ruperti se negó a revelar dónde compra petróleo; sin embargo, indicó que los fondos provenían en parte de Pdvsa y que para evitar las sanciones estadounidenses, Maroil, que está registrada en Panamá con una filial en Europa, abrió una cuenta bancaria en Rusia.

«Preferiría tener mis cuentas en Citibank o Bank of America, pero ahora eso no está sucediendo», expresó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo