Trump presiona a la Reserva Federal para que rebaje las tasas de interés
Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este domingo su política con China, a la que Washington impuso aranceles mientras ambos países mantienen negociaciones para alcanzar un acuerdo comercial.

Calificó la economía estadounidense como «la mejor del mundo».

«Nuestra economía es la mejor del mundo, con diferencia», escribió Trump en Twitter, en la exhibió como un logro de su administración el bajo desempleo en casi todas las categorías.

El gobernante indicó igualmente que la economía de Estados Unidos está preparada para un gran crecimiento después de que se completen los tratados comerciales.

Según Trump, mientras los precios de las importaciones bajan, China está «comiendo» aranceles.

«Gran futuro para Estados Unidos», anticipó Trump, quien además señaló que están ayudando a los agricultores.

En otro mensaje, el mandatario aludió directamente a la política con el gigante asiático. «Lo estamos haciendo muy bien con China», opinó Trump. Recordó que ambos países están «hablando».

El pasado 1 de agosto, Trump amenazó con imponer a partir del 1 de septiembre aranceles de 10% a productos de exportación chinos, valorados en 300.000 millones de dólares que aún no están gravados con tarifas adicionales.

La amenaza intensificó la guerra comercial entre su país y China, ya que con la medida estadounidense se afectaría la totalidad de las importaciones del gigante asiático al país.

Sin embargo, la entrada en vigor de la medida, anunciada antes de una nueva ronda de negociaciones con China a comienzos de septiembre, fue postergada para el próximo 15 de diciembre.

Analistas interpretaron el aplazamiento como un intento de evitar afectar a los consumidores estadounidenses, principalmente durante la temporada de compras navideñas.

La visión de los asesores 

Larry Kudlow, asesor económico principal de Trump, y Peter Navarro, principal asesor comercial de la Casa Blanca, defendieron la fortaleza de la economía de Estados Unidos.

Descartaron que los aranceles impuestos a China golpeen a los consumidores locales.

«No veo una recesión en absoluto», declaró Kudlow, después de que Wall Street reaccionara la semana pasada con bajas.

El pasado miércoles, la rentabilidad de la deuda a 10 años -de referencia para los préstamos hipotecarios- quedó brevemente por debajo de la de 2 años (1,623 % frente a 1,634 %) describiendo gráficamente una «curva invertida» que ha precedido a varias recesiones y que no se producía desde 2005, lo que provocó un desplome en el parqué.

Por su parte, Navarro sentenció en declaraciones a la cadena CNN que los aranceles «no están perjudicando a nadie aquí».

«Estamos en una situación en la que los consumidores no han resultado perjudicados, China está asumiendo toda la carga», apuntó.