Open Arms
El barco había partido del sur de España el martes para hacerse cargo de los migrantes que llevaban días bloqueados en el Open Arms ante el rechazo de Italia de facilitarles un puerto | EFE

El gobierno de España ofreció este domingo el puerto de Algeciras para acoger al barco humanitario Open Arms con más de un centenar de migrantes a bordo ante la negativa de Italia a otorgarle puerto seguro.

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, «ha ordenado habilitar el puerto de Algeciras para recibir al barco Open Arms», actualmente frente a la isla italiana de Lampedusa, ante «la inconcebible respuesta de las autoridades italianas de cerrar todos sus puertos», indicó un comunicado de la Presidencia.

Madrid tomó la decisión «por la situación de emergencia que se vive a bordo, tras dos semanas de navegación», y cuando el barco transporta todavía a 105 adultos y a dos niños, en condiciones insostenibles, según la ONG española Open Arms.

«Los puertos españoles no son ni los más cercanos ni los más seguros para el Open Arms, pero en estos momentos España es el único país dispuesto a acogerlo en el marco de una solución europea», señaló.

El gobierno español publicó en otro comunicado de su Ministerio de Exteriores, «una llamada pública a todas las autoridades gubernativas italianas para que autoricen el desembarco de los migrantes, garantizando que se repartirán entre los países europeos que así lo han acordado».

Pese a haber entrado en aguas territoriales italianas cerca de Lampedusa, luego de que el Poder Judicial de Italia suspendiera un decreto que se lo impedía, el Open Arms no ha recibido autorización para desembarcar de parte del gobierno y su ministro de Interior, Matteo Salvini.

Salvini sí permitió, pero con reticencias, la evacuación el sábado de 27 menores migrantes, tras más de dos semanas de espera.