Gasolina
Foto EFE

En los últimos días, con la llegada de los buques iraníes, se han generado muchos rumores y especulaciones sobre los precios y las formas de distribución de la gasolina. Incluso Nicolás Maduro insinuó este miércoles por la noche que podría ser cobrada en dólares por los costos de importación, lo que generó aún más matices de opinión entre los venezolanos.

Ante la gran cantidad de dudas que existen al respecto, El Nacional consultó con expertos para conocer cuáles de estos rumores podrían ser ciertos y cuáles falsos.

Régimen pagó la gasolina iraní con oro

Toda la información concerniente a Pdvsa y a la industria petrolera venezolana es manejada únicamente por el régimen de Nicolás Maduro, por lo que oficialmente se desconoce el monto exacto del costo de la gasolina iraní.

El barril de combustible tiene un precio en el mercado internacional de unos 30 dólares, lo que da un monto de 0,1 centavo de dólar por litro. Los 5 buques traen aproximadamente 1,6 millones de barriles de gasolina, lo que da un precio total de entre 40 millones y 50 millones de dólares, explicó la exministra de Energía y Minas Dolores Dobarro.

Ángel Alvarado, diputado a la Asamblea Nacional y miembro de la Comisión de Finanzas, indicó que la información que maneja es que el pago de esta gasolina se realizó con 9 toneladas de oro.

Es lamentable que el Banco Central de Venezuela tenga que financiar a Pdvsa y mucho más con el oro de todos los venezolanos”, destacó Alvarado en entrevista para El Nacional.

Gasolina a precio internacional

Nicolás Maduro indicó el miércoles por la noche que están estudiando cuál será el precio de la gasolina iraní.

“La gasolina que hemos traído de Irán la hemos pagado en dólares y hay que cobrarla”, dijo Maduro en cadena nacional.

Este anuncio provocó una serie de rumores y posibles cotizaciones del precio de la gasolina, que van desde un monto de 0,1 centavo a 1 dólar.

“El cálculo nuestro es que serán alrededor de 0,20 centavos de dólar por litro, es decir, unos 40.000 bolívares por litro. Yo no creo que el pueblo venezolano pueda pagar la gasolina a ese precio”, consideró el diputado José Guerra, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

Sin embargo, Dobarro explicó que el precio al que recibe el consumidor la gasolina no es el mismo al monto en que el país la compró.

“Para entender mejor, por ejemplo el caso de España, que lo conozco: a ellos les cuesta la gasolina alrededor de 0,2 centavos, es decir, 30 dólares por barril. Después de eso se le suma el margen de ganancias, el impuesto de hidrocarburos y un IVA de 21%. Esto da un total de venta de 1,10 euros el litro. Esto es así dependiendo del país. Hay que tener en cuenta los costos asociados, el flete y este tipo de cosas. El costo que tuvo este cargamento no será precisamente el costo que tendrá la gasolina en general”, advirtió Dobarro.

Mientras que el economista Luis Oliveros no cree que el régimen empiece cobrando el combustible a precio internacional.

“Yo no creo que el gobierno empiece por cobrarla a precio internacional. Yo creo que si la cobra anexada al dólar, lo hará muy por debajo del precio internacional.

Privatizarán la distribución de la gasolina

“Se habla mucho del tema de la privatización o de darle a los privados el manejo de la distribución y comercialización de la gasolina. Esto no es tan sencillo, aunque de ser así sería una buena noticia ya que los privados no están sancionados y podríamos tener gasolina internacional y garantías de que nos va a llegar”, opinó Luis Oliveros.

El economista agregó que no es fácil que el régimen decida darles la distribución del combustible a particulares. “Ojalá que esto ocurra, que se logre un verdadero consenso y que los privados asuman un papel importante en la industria”, resaltó.

Dobarro por su parte dijo que por los momentos no hay información oficial al respecto, así que no se puede caer en especulaciones.

Sobre la distribución de la gasolina iraní, José Guerra dijo que lo más seguro es que esté en manos de los militares.

“Eso estará en manos de los militares. No hay solución para lo de la gasolina ahorita, seguirá siendo escasa y racionada. Esto genera que el mercado negro permanezca”,  explicó Guerra.

Nuevos mecanismos para el abastecimiento

En el estado Portuguesa, el gobernador Rafael Calles anunció a través de sus redes sociales una nueva modalidad del plan pico y placa para el abastecimiento de combustible.

Consiste en realizar un sorteo público y en tiempo real tres días a la semana para asignar los terminales de placa que podrán surtir gasolina en las estaciones de servicio priorizadas.

Tras darse a conocer esta información, en redes sociales y grupos de WhatsApp circuló un audio en el que habla presuntamente Diosdado Cabello. Allí indica a los gobernadores de todo el país que el ministro Tareck el Aissami pronto les dará las directrices para implementar un nuevo esquema para abastecer de combustible los vehículos.

Si bien se sabe muy poco sobre esta información, expertos dijeron a El Nacional que es muy probable que el régimen siga regulando el abastecimiento de combustible.

“Ojalá esto no se extienda a todo el país. Me parece una falta de respeto, es una burla a todos los venezolanos. Esperemos que sea solo una iniciativa de la Gobernación de Portuguesa, aunque llama mucho la atención que ya lo estén implementando allá”, indicó Oliveros sobre la iniciativa que comenzó el 27 de mayo Rafael Calles.

Guerra advirtió que cualquiera de estos sistemas solo refleja la escasez de combustible en el país.

Otra información que se volvió viral en redes fue una fotografía de un recibo de Pdvsa perteneciente a la estación de servicio Blandin, en La Castellana, Caracas. En el ticket, con fecha 26 de mayo, se observa un código QR, el número de litros y el monto que debe cancelarse por la gasolina. Por 30 litros el pago era de 300 bolívares.

Testigos afirmaron que se trataba de un plan piloto y que a quienes participaron les pedían el carnet de patria. De no tenerlo, la máquina arrojaba que esta persona no tenía subsidio para surtir gasolina.

Dobarro indicó que este es un sistema muy similar al que propuso el gobierno hace casi dos años para pagar la gasolina a través de Biopago. En ese entonces también se dijo que para abastecerse de combustible era necesario contar con carnet de la patria.

“Esto me parece incluso razonable, porque de colocarse la gasolina a precio internacional es imposible que las personas cuenten con tanto efectivo para cancelar. Tienen que buscar la manera de cobrar de forma electrónica”, indicó la exministra.

Subsidio para los vehículos a través del sistema Patria

El régimen instó a los usuarios a que a partir del lunes 25 de mayo actualizaran los datos de sus vehículos en el sistema Patria, aunque no se dieron más detalles.

La ciudadanía comenzó a presumir que esto se debe a que el régimen otorgará un subsidio para surtir gasolina en los carros de quienes están inscritos en la plataforma. Incluso se dijo que instalarían diversas bombas de gasolina en las ciudades: unas para quienes puedan acceder a este beneficio y otras para los que quieran o deban pagar el combustible a precio internacional.

Es poco lo que se sabe al respecto. Sin embargo, Oliveros indicó que es una posibilidad, pues el régimen le da mucha importancia al uso del carnet de la patria. Además, esto ocurre también en otros países petroleros del mundo.

“Es posible que las personas que tengan carnet de la patria vayan a tener un subsidio, quizás el primer tanque o una cantidad de litros a la semana o al mes. Esto ocurre también en otros países petroleros del mundo donde parte de la población tiene subsidio al mes; sin embargo, todavía no se tiene información al respecto, pero no sería extraño y más conociendo  la importancia que le da el régimen al carnet de la patria”, señaló.

José Guerra precisó que para llevar a cabo este proceso es necesario dotar las bombas de todo el país con una maquinaria adecuada, algo que -considera- no se dará en poco tiempo.

Ángel Alvarado añadió: “Es posible que por allí hagan alguna transferencia para compensar a la gente, pero no lo sé. El subsidio de la gasolina siempre ha sido muy recesivo, es decir, un subsidio a los ricos que son los que tienen carro. Debería manejarse un esquema mucho más equitativo e inteligente”.

Los buques son la solución a la escasez

La llegada al país de los cinco buques con combustible iraní abrió una ventana de esperanza para los venezolanos, que claman por volver a la normalidad. Muchos piensan que esta es la solución a la escasez de combustible en el país, o al menos que aliviaría considerablemente la crisis que se ha incrementado en las últimas semanas.

Aunque el panorama para Venezuela no es tan positivo. Todos los expertos coinciden en que la gasolina traída por esos buques no representa una pronta solución: la escasez acabará únicamente cuando las refinerías del país empiecen a producir combustible con cifras similares a las de 2012.

“Esa gasolina, en todo caso, con base en la demanda que estamos teniendo por el tema de la pandemia, podría durar unos 40 días o un poco más.  Hoy la demanda de combustible es muy baja por la cuarentena, pero no soluciona nada. Esto le da tiempo al país y al gobierno para seguir trabajando en las refinerías de El Palito y las de Paraguaná, Amuay y Cardón para que se pueda empezar a producir gasolina nacional. Si comienza a salir la gente a la calle como de costumbre, el combustible duraría unos 10 días”, indicó Olivares.

Guerra explicó que en condiciones normales, con una economía medianamente activa, Venezuela demandaría unos 300.000 barriles de gasolina y deisel diarios. Los buques solo traen 1,6 millones de barriles.

Dobarro señaló que las opciones para importar gasolina al país son cada vez más escasas, pues la mayoría de los productores de petróleo son muy cautelosos para evitar sanciones de Estados Unidos.

“Las opciones de importación son cada vez menores y más difíciles, incluso Irán no creo que tenga la capacidad de surtir a Venezuela. Debe tener este excedente por la pandemia que está afectando a su país y al mundo. Irán consume casi toda la gasolina que produce, por lo que no veo muchas opciones abiertas para la importación de gasolina”, agregó Dobarro.

Control sobre el abastecimiento y mercado negro

El control sobre el abastecimiento de combustible aparentemente llegó para quedarse, al menos mientras se mantenga la escasez y no se reactive la producción nacional.

“Yo creo que sí, creo que los problemas de oferta de combustible en Venezuela llegaron para quedarse, a menos que solucionen completamente el inconveniente con las refinerías y tengamos a Amuay produciendo un porcentaje importante de gasolina, mucho más que actualmente. Creo que por eso es que el mercado negro de combustibles puede mantenerse un poco más”, manifestó Oliveros.

Guerra añadió que para solucionar en gran medida los problemas de abastecimiento se tendrían que importar 100.000 barriles diarios. “No hay finanzas públicas que puedan soportar estos gastos, y más si continúan regalando la gasolina”, precisó.

Dobarro también resaltó que por los momentos los controles y el mercado negro seguirán siendo una realidad, pues las refinerías requieren de una gran inversión y tiempo para ponerse en marcha nuevamente.

@ErikaHDeLaR

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo