insumos

La agroindustria venezolana se encuentra prácticamente paralizada, debido a la carencia de insumos agrícolas. Así lo aseguraron representantes de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y la ONG Ciudadanía en Acción.

Al respecto, Saúl Elías López, presidente de la institución agronoma, señaló que la actual escasez de insumos responde a una errada política de subsidios estatales. Los cuales ocasionaron una distorsión de precios.

«El Estado financió históricamente la producción de insumos. Entonces, Pequiven subsidiaba los insumos y eso hizo que se perdiera la referencia de los precios internacionales. En 2012, por ejemplo, un saco de fertilizante en Colombia costaba 25 dólares y aquí solo 5 dólares», afirmó.

Explicó que al desaparecer el financiamiento oficial los productores deben acudir a la importación pagando precios internacionales. Esto, en principio se vuelve cuesta arriba debido a la magnitud de la diferencia en los costos.

López indicó que pese a esa circunstancia, algunas empresas se han abocado a comprar insumos importados para la venta dentro del territorio venezolano, de forma legal a precios internacionales.

«Eso también lo están haciendo empresas colombianas que venden a los productores venezolanos, lógicamente sin subsidio», acotó.

López enfatizó la necesidad de crear un mercado de insumos sostenible que evite las distorsiones que perjudican a la agroindustria.