La cercanía de la época decembrina revive una serie de tradiciones, entre ellas la decoración para Navidad. Sin embargo, el crítico entorno económico y social del país pone en riesgo inminente la perpetuidad de esa costumbre.

Aunque parte de los venezolanos considera que los adornos navideños deben aparecer en diciembre, otros acostumbran comenzar a decorar entre octubre y noviembre. No obstante, las típicas luces no se han hecho presentes, salvo en algunos casos. Esto, pese a que el régimen de Nicolás Maduro decretó el inicio de la Navidad a partir del primero de noviembre, por lo cual se encendiò la Cruz del Ávila.

En un recorrido nocturno por Caracas y las ciudades dormitorio, El Nacional constató que a diferencia de otros años, aún no se observa decoración festiva en hogares, edificios, establecimientos comerciales o espacios públicos.

Esa circunstancia podría atribuirse a que los capitalinos esperan diciembre para decorar, pero de cualquier manera ese escenario no se vislumbra demasiado alentador.

Internautas 

A juzgar por los resultados de una encuesta que estuvo cinco días en las plataformas de Twitter, Facebook e Instagram de El Nacional, la decoración navideña ha dejado de ser considerada una costumbre infaltable, para convertirse en un lujo o una extravagancia, incluso en una ofensa en la opinión de algunos internautas. Por el contrario, hay otros que creen que se trata de una manera de resistencia.

Más de 40% de las personas afirmó que este año no va a decorar. Entre tanto, la mayoría de quienes sí lo harán señalaron no poder permitirse adquirir adornos nuevos, por lo que dependerán de que funcionen las luces y adornos de temporadas pasadas.

Redes

Entre los más de 3.000 tuiteros que respondieron el cuestionario, 46% no piensa decorar su vivienda para Navidad, 42% lo hará en función de sus adornos viejos, 10% desempolvará los que tiene guardados y dispondrá algún presupuesto para comprar otros.

Solo 2% de los encuestados decorará con artículos recién comprados.

En Instagram participaron 1.932 usuarios, de los cuales 40,2% respondió que no va a decorar. Otro 36,1% pondrá el ambiente festivo en casa debido a que cuenta con artículos de temporadas pasadas.

15,2% utilizará objetos viejos, pero también comprará nuevos y 8,3% decorará con adornos nuevos.

En Facebook, los usuarios fueron preguntadoos sobre si decorarán con artículos usados o nuevos. 9% contestó que comprará adornos, mientras que 91% dijo que solo usará los que tiene.

Vender los adornos para comer

Además de responder el cuestionario, algunos usuarios explicaron las razones por las que no decorarán sus viviendas esta Navidad.

Algunos indicaron que dejarán pasar esa tradición porque no  comprarán adornos nuevos, pues destinarán sus ingresos a la adquisición de alimentos. Consideran además que la crisis del país derribó el ánimo para festejar.

En otros casos, la razón por la que no se decorará responde a que no poseen adornos de temporadas pasadas.

“Los adornos viejos los vendí por una suma de dinero para comer”, escribió Eduin Medina, con lo cual coincidieron otrso internautas.

Reciclando como forma de resistencia

Gran parte de los usuarios reafirmó que la crisis del país les genera desánimo y que no cuentan con los recursos financieros para comprar adornos. Aun así, aseguraron que harán lo posible por decorar aunque deban recurrir al reciclaje. Creen que festejar la Navidad es una forma de resistencia contra el régimen.

Así mismo, hay quienes argumentaron que las tradiciones decembrinas son para los niños y ellos no deben percibir una crisis que tiene un origen político.

“Uno como adulto, la verdad, no tiene nada qué celebrar, sabiendo como está vuelta trizas nuestra existencia. Pero cuando tienes niños alrededor, debes hacer de tripas corazón para no pasarles su Navidad por debajo de la mesa”, manifestó Narciso Dupu.

Reina la tristeza

Los argumentos más recurrentes entre los internautas sobre las razones para no decorar se refieren a aspectos de carácter emocional.

Por ejemplo, Yethsi Goncalves expresó: “¿Cón qué ánimo vamos a celebrar algo? Este país está destruido, hay familias separadas y personas muriendo por falta de alimentos y medicinas”.

Duelo

El sociologo José Manuel Estévez explicó a El Nacional que el desgano generalizado es un fenómeno natural en una crisis de implicaciones humanitarias como la venezolana.

Enfatizó que la tristeza se ha expandido por Venezuela y no se originó solo por las dificultades económicas, sino que de hecho el factor más influyente es la diáspora.

“Más allá de ver la Navidad como una tradición cristiana, los venezolanos en el fondo encontramos en ella una excusa para la reconciliación y la unión familiar. Cuando comprendes eso y sabes que 4 millones y medio de familias están rotas por la distancia, no es difícil entender que para muchos la Navidad perdió su esencia aunque haya dinero”, expuso.

Añadió que la demostración de que el desánimo está más relacionado con lo emocional que con lo económico, es que justamente esas familias que tienen miembros en el extranjero son las que sortean mejor las dificultades financieras puesto que reciben remesas.

“Aun así, suelen ser las menos dispuestas a festejar no solo la Navidad y el fin de año sino que han comenzado a ver cualquier muestra de alegría como una ofensa ante su duelo. Al final de cuentas, las emociones que se desarrollan por la emigración de un familiar o un amigo son similares a las que causa una muerte”, dijo.

@DeisyKarina8