"Eso te lo da un ambiente de un poco más de libertades económicas de lo que tenías el año pasado", dijo Henkel García, economista

En Venezuela no es la primera vez que algunos comercios se suman al Black Friday, mecanismo que se usa para elevar la venta de productos y captar nuevos clientes en Estados Unidos. En este 2019 la estrategia se masificó en gran parte del país.

Al igual que el dólar, esta costumbre estadounidense está sirviendo de salvavidas para la economía venezolana, que está asfixiada.

«Eso es posible porque hay un ambiente de un poco más de libertades económicas que el que había el año pasado», dijo Henkel García, economista.

El discurso acusador del chavismo sobre la afirmación de que los males del país son causados por Estados Unidos se queda solo verbo. Lo cierto es que la economía venezolana está marcando su propio viaducto en medio de sanciones, encaje legal, devaluación de la moneda y la hiperinflación.

El Black Friday también se hace en otros países de Latinoamérica. En 2018, Perú lo aplicó por primera vez y logró un aumento de 841% de las ventas en línea; en Colombia, el alza fue de 630% en comparación con 2017, de acuerdo con el portal Statista. 

Básicamente los comerciantes procuran demostrar sus fidelidad a los clientes y miden el valor de los descuentos y cantidad de productos con rebajas.

La siguiente gráfica muestra el comportamiento de ventas del Black Friday en comparación con un viernes normal.

Aunque para Venezuela este sea un escenario de apertura económica, el Black Friday es funcional para un número reducido de usuarios que tiene acceso a las divisas.

En declaraciones dadas a El Nacional, García indicó que esto no quiere decir que la capacidad de compra de los usuarios deba medirse por este fenómeno. El economista considera que es algo necesario pero insuficiente para realmente influir positivamente en el mercado nacional.

«Por más que se vea en centros comerciales, realmente no es la realidad de la mayoría de los venezolanos, que realmente no tienen acceso a este tipo de ofertas. Sin embargo, creo que se abrió un espacio», manifestó.

El director de Econométrica señaló que con «el viernes negro» se están generando condiciones positivas o a ciertos grupos de personas y gente que «de repente tiene alguito ahorrado y se compra una determinada cosa».

A este mismo planteamiento se sumó Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio.

Capozzolo señaló que este mecanismo dará una libertad de compra y venta para el usuario que  «está buscando recuperar el poder de elegir y comprar lo que quiere, dónde quiere, a quien quiere y de la presentación que quiera y al precio que quiera elegir y pueda pagar».

El empresario dijo a El Nacional que todo comercio que rebaja el costo de un producto quiere venderlo y busca captar clientes. A su vez, los compradores están buscando un bien o un servicio a un precio conveniente.

«Si la solución, es decir, el idioma en el que se entienden el que compra y el que vende se resume al precio y este precio baja, es beneficioso para el consumidor», declaró.

Otros empresarios consultados manifestaron su satisfacción por poder poner en práctica la estratégica comercial.

Productos que más compran

De acuerdo con los datos de Black Friday Global, los productos que más compran los usuarios en Latinoamerica son zapatos, electrónica, electrodomésticos, cosméticos y perfumes.

Entre 32% y 40% de los ciudadanos de Argentina, Chile, Colombia y Perú saben lo que van a comprar.

Horario y algunos datos

El Black friday se celebra un día después del día de Acción de Gracias. También, el lunes siguiente se le conoce como el Cyber Monday, otra oportunidad para hacer compras online.

En Latinoamérica, «el viernes negro» normalmente inicia en horas de la mañana y culmina a las 12:00 de la noche, mientras que en Estados Unidos estará vigente desde desde la media noche de hoy jueves hasta las 2:00 pm del viernes.

Algunas tiendas con descuentos en Venezuela

@Desiparra