Foto Prensa IND

El taekwondo venezolano en manos de Yohandri Granado (-58kg), Virginia Dellán (-49kg), Carlos Rivas (+80kg) y Carolina Fernández (+67kg) encabezan el grupo de atletas que se mantienen entrenando desde julio de 2019 en el Centro de Alto Rendimiento de Puerto La Cruz, en Anzoátegui, con la misión puesta en el boleto a Tokyo.

Todo esto de cara a la oficialización de la preparación internacional con miras al Preolímpico Continental de América rumbo a Tokio 2020, previsto del 11 al 12 de marzo en el Pabellón de los Deportes de Heredia, Costa Rica.

La selección de los cuatro atletas para esta competencia se oficializará, según informó la Federación Venezolana de Taekwondo, en los próximos días, luego del análisis de sus resultados y rendimiento en el ciclo olímpico (2017-2019), en el que Granado ha sido la gran revelación de Venezuela.

“Confiamos en que tengamos una última fase de preparación para esta competencia tan importante como lo es el clasificatorio olímpico de América”, señaló Granado, titular de los -58kg.

Rédito en el esfuerzo

Para el caraqueño: “han sido dos años de duros entrenamientos desde que entré en el equipo nacional (2018), pero creo que he ido subiendo gracias al compromiso que he tenido conmigo mismo y con la Federación”,

Además, Granado resume el subcampeón suramericano en Cocha 18’, quien viene de lograr medallas de plata y bronce en los abiertos mundiales de Croacia y Francia al término del 2019.

Año en el que también venció a cinco atletas del top ten de la clasificación mundial, incluyendo al bronce olímpico en Río 2016, Luis Pie.

Rivas de vuelta a su hábitat

Carlos Rivas, por su parte, regresará este año a la división en la que ha logrado mayores créditos con el equipo nacional, los +80kg,

Todo luego de un paso por los -80kg y -87kg en el que se mantuvo en el podio con subcampeonatos en Santa Marta 17’ y Cocha 18’, además de haber superado lesiones que lo mantuvieron alejado del octágono.

“Hay que trabajar con inteligencia y de forma específica. Yo soy un guerrero y lo he demostrado. Lamento mucho lo que pasó en Lima, donde no estuve en mi mejor momento, pero me he preparado mucho desde julio, incluso en todo diciembre, para dar pelea en los retos que se avecinen”.