El grandeliga venezolano Odúbel Herrera, que hace apenas tres temporadas asistió al Juego de Estrellas y firmó un contrato multianual y multimillonario con los Filis, fue enviado a Triple A por Filadelfia y tendrá que asistir al Spring Training como pelotero ligamenorista, informó el equipo.

Herrera deberá aceptar la humillación, como un episodio más por el caso de violencia doméstica que protagonizó en mayo, cuando fue arrestado en un hotel de Nueva Jersey bajo cargos policiales de haber maltratado a su compañera sentimental.

Su pareja no presentó queja y el caso fue cerrado por el juez, pero el toletero zurdo no ha vuelto a jugar desde entonces.

Herrera fue designado para asignación a comienzos de semana y fue puesto en waivers por los cuáqueros. Ninguna otra divisa quiso tomar su contrato, que incluye 19,5 millones de dólares a pagar por las venideras dos zafras.

Los Filis debieron escoger entre dejar libre al Torito, pagándole lo adeudado, o someterlo a la disciplina de las Menores, a pesar de su salario y estatus.

Herrera ya venía en caída libre

Herrera tuvo una mala cosecha en 2019, con promedios de .222/.288/.341 y apenas un jonrón. Terminó suspendido y únicamente pudo ver acción en 39 encuentros, luego de su arresto. Firmó un contrato por cinco años y 30,5 millones de dólares hace tres torneos.

El nativo de la Costa Oriental del Lago llegó a ser uno de los más prometedores patrulleros jóvenes en la gran carpa, con una defensa superlativa. Sonó 42 tubeyes en 2017 y 22 cuadrangulares en 2018, aunque ya en esa última campaña mostró un declive que se hizo drástico en la última temporada.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo