Marqués
Foto Twitter

Nuevos aires llegan al Camp Nou con la inclusión de Quiqué Setién en el banquillo del equipo. Una era que se acaba (la de Ernesto Valverde) y otra que empieza, eso sí, sin la impronta del nueve fijo de la oncena, Luis Suárez. Con esto el hispano-venezolano Alejandro Marqués se sube a la mesa como opción para suplirlo.

Fue un mazazo para el Barcelona la noticia de que el uruguayo estará por lesión, al menos, cuatro meses fuera de la competencia. Esto duele más en los planes, tomando en cuenta que vienen los meses más cruciales de la temporada.

Ahora bien, en el alto mando culé la duda con el tema aún sigue latente sobre si fichar a otro delantero centro, o remar con el material que hay en ese vestuario.

Ante este escenario, Setién ha querido adelantarse a la situación y subió este jueves a entrenar, con la primera unidad, a los jóvenes del segundo equipo blaugrana, Abel Ruiz y el hispano-venezolano Alejandro Marqués.

Todo esto con la intención de saber con qué cuenta y decidir si la materia prima actual puede ser mejor que cualquier otra inclusión.

Cambio de sistema

Quiqué Setién tiene fama de ser un DT con ideas claras en esto del fútbol. Su currículum más fuerte es la forma en la que juegan sus equipos y la plurifuncionalidad que le da tácticamente a sus oncenas.

De manera que el técnico cántabro puede hacer gala de sus habilidades en el banquillo culé y preferir no tocar la economía del club y cambiar el sistema actual, colocando a Messi de falso nueve.

No es algo descabellado, tomando en cuenta que en el pasado, con Pep Guardiola, el mismo jugador argentino se desempeñó en esa labor exitosamente.

Eso sí, con dos extremos que se movían mucho de afuera hacia adentro, para generar  mucha movilidad en el ataque y desorden en las defensas contrarias.

Marqués y su pasado vinotinto

Alejandro Marqués nació en Caracas y cuenta con la nacionalidad venezolana; por tanto, tiene la oportunidad de volver a vestir un uniforme de la Vinotinto, como de hecho estuvo muy cerca de pasar en 2019.

Sin embargo, ese debut con la selección nacional presentó diversas trabas en el camino que impidieron al jugador ser de la partida con el equipo.

El atacante, de 19 años de edad, también dispone de la nacionalidad española, lo que le abrió las puertas para ser convocado por la sub-19 de España.

El padre del juvenil del Barcelona, José Marqués, en su momento explicó que su hijo no pudo vestirse nuevamente de vinotinto por diferencias encontradas con el antiguo seleccionador nacional, Rafael Dudamel.

“La FVF y el Seleccionador nunca quisieron entender las condiciones particulares del jugador ni negociar para llegar a un convenimiento que resultara favorable a ambas partes y que permitiera a Alejandro hacerse presente en el Sudamericano 2019”, dijo.

Asimismo, el progenitor subrayó que los acercamientos del futbolista con la FVF no fueron fructíferos por la actitud del entorno federativo en Venezuela.

“En las tres oportunidades que convocaron (la Vinotinto de Dudamel) a Alejandro, fuimos suficientemente claros y transparentes al explicar a la FVF y al Seleccionador las causas que impedían que Alejandro asistiera a dichas convocatorias”, apuntó.

Y agregó: “Sin embargo la FVF prefirió publicar en todas esas oportunidades, extractos fuera de contexto de dichas respuestas para su total conveniencia”.

Es así cómo el pasado de Alejandro Marqués no puede esconder un lazo con Venezuela, en la que llegó a ser convocado a la Selección de Miranda (2009, 2010 y 2011) o de la Selección de Distrito Metropolitano (2012), o de la Selección Nacional Tricolor (2013), o de la Selección Nacional de Venezuela Sub15 (2015).


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo