Manchester
Foto Twitter

No hubo paz ni tregua en esta guerra entre el Manchester City y la UEFA. La reacción del club no se hizo esperar ante la publicación de la sanción que impedirá de momento a los ciudadanos hacer planes en Champions en los próximos dos años.

El club expresó que la decisión no llega de sorpresa a su mesa. Sin embargo, acepta que la resolución le llena de decepción.

“Manchester City está decepcionado pero no sorprendido por el anuncio de hoy de la Cámara de Juicios de la UEFA”, escribió el cuadro inglés en el comunicado.

El conjunto de Manchester precisó que siempre han querido que la decisión provenga de un “organismo y un proceso independiente para considerar imparcialmente el cuerpo integral de evidencia irrefutable en apoyo de su posición”.

Dudas desde el inicio

El comunicado de la entidad azul también sirvió para exponer su posición desde el inicio de la investigación, una que colocaba toda la duda del Manchester City en los resultados de la investigación.

“En diciembre de 2018, el investigador jefe de la UEFA anticipó públicamente el resultado y la sanción que pretendía entregar en Manchester City, antes de que cualquier investigación hubiera comenzado”, señala el documento.

Y agrega: “En pocas palabras, este es un caso iniciado por la UEFA, procesado por la UEFA y juzgado por la UEFA. Con este proceso perjudicial ahora terminado, el Club buscará un juicio imparcial lo  más rápido posible y, por lo tanto, en primera instancia, comenzará los procedimientos ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo lo antes posible”.

La sanción

El fuego cruzado tiene como origen que la UEFA haya decidido excluir el cuadro inglés de la Champions League por dos años y la suma de 30 millones de euros.

Resolución que se dio, una vez que el resultado de la investigación del organismo europeo haya conducido como culpable al Manchester City de violación al Fair Play Financiero.

Queda esperar el momento en que el cuadro ciudadano introduzca en el TAS su apelación a esta dura sanción.