Se espera una audiencia de 557 millones de personas

Las estrellas de League of Legends de los videojuegos  se reúnen este domingo en París para batirse en el duelo final del mundial que disputan el europeo G2 eSports y el chino FunPlus Phoenix.

La final de Worlds 2019, el campeonato oficial del videojuego de Riot Games, se presenta como una de las más apasionantes de toda su historia.

Estrellas de esta edición

– Rasmus Borregaard Winther, Caps. A punto de cumplir veinte años de edad, el danés es una de las máximas estrellas de la competencia.

Acabó la temporada (summer split) de 2018 con el título de jugador más valioso (MVP) y es considerado uno de los mejores jugadores europeos. Le viene de familia, su hermano, Christoffer Borregaard Ryze, es un jugador profesional de Dota2 muy conocido.

– Perkz, Luka Perkovic: Este croata, de 21 años, es el jugador más laureado de Europa. Se ha llevado seis veces el título de la liga Europea, todo un récord.

Es el tercer jugador de la liga europea que ha alcanzado las 1.000 muertes en competencia, y su participación fue fundamental para la clasificación del equipo en las semifinales jugadas en Madrid.

– Carlos «Ocelote» Rodríguez. El ex jugador español de League of Legends y dueño de G2 ha conseguido hacerse toda un nombre en el sector gracias al éxito de su equipo. Si G2 gana este domingo sería el primer equipo en completar un Grand Slam.

Forbes afirma que el equipo del que es dueño Ocelote ha doblado su valor en el último año de 60 millones a 165 millones de euros.

– Kim Tae-sang, Doinb: Con 25 años, es el jugador más destacado del equipo chino FunPlus Phoenix, que ha vivido un año de vértigo, gracias en gran parte a las habilidades del joven coreano.

Este año se alzaron como ganadores de la liga china y llegan por primera vez a la final tras batir a Invictus (3-1), el equipo que ganó el mundial el año pasado.

El equipo favorito quedó fuera

Es la primera vez en la historia de la competencia que el equipo de las estrellas SK Telecom T1 queda fuera de la final (solo faltó en otra ocasión, pero porque no llegó a presentarse).

El equipo coreano y su figura principal, que se conoce como el Messi de los videojuegos, Lee Sang-Hyeok, Faker, no pudieron hacer nada contra el impulso que ha cogido esta temporada G2 y perdieron en la semifinal celebrada en Madrid.

Pese a ser desconocidos para el gran público, estos jugadores mueven millones de seguidores, tienen contratos millonarios y cuentan con patrocinadores al nivel de cualquier competencia deportiva tradicional.

Las competencias del mundial de League of Legends son seguidas por millones de personas en todo el mundo, especialmente en China y Corea del Sur, donde la afición a estos eventos deportivos está muy extendida a nivel social. Son unas verdaderas estrellas.

Esperan audiencia de 557 millones

La final del año pasado, celebrada en Corea del Sur, fue vista por 99,6 millones de personas (24 millones más que en 2017).

Se retransmite en streaming a través de los canales habituales (Twitch o Youtube).

Además de premios millonarios (en 2018 la competencia repartió más de 6 millones de euros entre todos los jugadores), el ganador se lleva a casa la Copa del Invocador, trofeo que pesa 32 kilos y que en 5 ocasiones fue para equipos coreanos.

La audiencia global de este tipo de eventos se calcula en  cerca de 370 millones de espectadores, según la consultora Newzoo, especialista del sector. Para 2021 se prevé que la audiencia llegue a los 557 millones de espectadores.