La selección de la Vinotinto de las alturas debutará contra Polonia en 12 días, lo que dará comienzo al Mundial de China 2019.

Pero no todo pareciera estar en paz y, con informaciones que reflejan más sombras que luces, es importante preguntar qué está pasando en la selección.

La Cancha Latina difundió una noticia sobre diferencias entre el coach Fernando Duró y los jugadores de la selección venezolana, lo que hizo que se encendieran las alarmas.

El portal publicó que los jugadores habían indicado que no actuarían más con el equipo debido a la falta de medios, problemas logísticos y algunos impagos.

La Vinotinto no estaría disfrutando de medicamentos requeridos ni con los implementos básicos para cubrir las necesidades de los jugadores, como vendas para evitar lesiones.

El alto mando niega todo. Oswaldo Narváez, coordinador técnico del quintero, desmintió esa versión.

.“La relación del equipo con su director técnico es muy buena, al contrario de lo que se ha mencionado en redes. Muy profesional todo, están en modo Mundial”, dijo Narváez.

Reconoció que muchos problemas están en vías de solucionarse, luego de que medios coincidieran acerca de molestias de los jugadores por ofertas y promesas que no se habrían saldado.

El directivo destacó que las instalaciones donde se hospedaron en Italia son de primer nivel: “Las atenciones y comodidades son de primer mundo”.

En marcha la última fase. La delegación cumplió la tercera fase de adiestramiento en el Centro Nacional de Preparación Olímpica Giulio Onesti de Roma.

Los jugadores llegaron el domingo a China para cumplir con la última fase de preparación y estar lo mejor posible para el certamen.