Médicos por la Salud
Plantas eléctricas para hospitales, 348 kits de emergencias de medicinas e insumos son algunas de las dotaciones que han recibido los centros de salud pública | Foto: FEDERICO PARRA via Getty Images

La ONG Médicos por la Salud afirmó que el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela de la ONU y la Cruz Roja mejoró, levemente, el problema de desabastecimiento de insumos y medicamentos en los hospitales.

Señaló que aún se mantiene 50% de escasez de medicinas y equipos. Problema al que se suman la falta de agua y energía eléctrica y la migración de personal médico por los bajos salarios. También la arraigada hiperinflación y el quinto año de recesión económica del país contribuyen con la crisis en el sector.

Julio Castro, fundador de Médicos por la Salud, dijo que desde abril las instituciones humanitarias han traído ayudas como plantas eléctricas para hospitales y 348 kits de emergencias con peso de una tonelada de medicinas e insumos. Cada uno ha servido para atender a más 10.000 personas, informó.

100 toneladas de ayuda

La Cruz Roja indicó en agosto que se han recibido desde comienzos de año y hasta este mes 100 toneladas de ayuda.

Esta incluye medicinas, insumos médicos, plantas eléctricas, bidones de agua, pastillas potabilizadoras y mosquiteros antimalaria. Los mismos han sido distribuidos en 38 centros de salud del país.

De acuerdo con un un estudio de Médicos por la Salud reseñado por Reuters, el desabastecimiento en las emergencias de los hospitales descendió a 43,3% en julio pasado.

Los datos son obtenidos por sus colaboradores médicos y enfermeras en 40 grandes hospitales públicos en los 23 estados del país, explicó Castro.

“El ‘no hay’ se convirtió en parte del funcionamiento normal de los hospitales del país”, dijo el vocero.

A pesar de los anuncios de entrada de ayuda humanitaria de parte de China y Rusia, al no haber más información sobre ello, “no ha sido posible verificar su impacto”, dijo Castro.