Miles de ciudadanos asistieron devotamente a la procesión del Nazareno de San Pablo en la Basìlica de Santa Teresa este Miércoles Santo. Las peticiones más comunes de los feligreses fueron la libertad, paz y un cambio polìtico en el paìs.