Este viernes los ciudadanos vivieron los efectos más palpables del apagón. La falla afectó los puntos de venta por lo que los locales comerciales no abrieron sus santamarías ante la imposibilidad de realizar transacciones.