El joven venezolano José Lugo, de 12 años, cuenta cómo fue su travesía a través de las carreteras para llegar a Colombia y las razones por las que su familia se vio obligada a abandonar su país de origen por esa vía