El candidato presidencial y líder del PRD habría utilizado su posición política para hacerse de tierras que no le pertenecían a través del tráfico de influencias y amenazas según denuncia la empresaria panameña de origen colombiano, Mariam Reyes Arías