Luego de pernoctar desde el miércoles en El Ávila, Los Palmeros de Chacao bajaron con la cosecha de palmas que fueron bendecidas y entregadas a los feligreses este Domingo de Ramos, como símbolo que conmemora la llegada de Jesús a Jerusalén. Son más de 200 años de esta tradición, que está en proceso de ser considerada por la Unesco como patrimonio