Durante una manifestación a favor de la democracia en Argelia, Julia de 31 años salía del metro de París cuando varios hombres la insultaron y la agredieron físicamente. El hecho ocurrió debido a que algunas personas empezaron a decirle que era un «hombre». La alcaldesa de París, Anne Hidalgo ha apoyado a la jóven condenando la agresión.