Coliseo. Roma, Italia. Este gran anfiteatro es una de las mejores edificaciones que se conservan del Imperio Romano. Con capacidad para 50.000 personas, esta edificación servía para quienes querían ver peleas de gladiadores y luchas de hombres con animales. La entrada vale 12 euros para adultos y es gratuita para menores de edad de cualquier país. Además, este mismo ticket incluye la visita al Foro Romano y al Monte Palatino, otros dos atractivos increíbles.

Palacio de Versalles. París. Francia. Fue hogar de la monarquía francesa hasta el siglo XVIII. En su interior se puede observar los lujos de las habitaciones de los antiguos reyes. También puede encontrar allí la Galería de los Espejos, lugar donde se firmó el Tratado de Versalles y el fin de la Primera Guerra Mundial. Los inmensos Jardines de Versalles son otro atractivo incluido en la visita. El ingreso cuesta 18 euros por adulto y entrada gratuita para menores de 18 años. El primer domingo de cada mes (entre marzo y noviembre), la entrada es gratuita. Prepárese para caminar: tan solo los jardines tienen una extensión de más de 800 hectáreas.

Pirámides de Giza. El Cairo, Egipto. En su visita a las tres pirámides, puede conocer todos los detalles de los entierros de los faraones. Por facilidades de transporte y seguridad, lo más aconsejable es contratar un tour. Los costos oscilan entre 30 y 60 euros, pero pueden aumentar si usted desea ingresar a las pirámides.

Machu Picchu. Cuzco, Perú. Esta imponente ciudad inca funcionó como centro político, administrativo y religioso del imperio indígena de la región. Dependiendo del recorrido y la hora de ingreso, el costo puede oscilar entre 9 dólares y 60 dólares. La capacidad de ingreso al recinto es limitada, por lo que se recomienda planear el viaje y comprar las entradas con anticipación.

Castillo de Neuschwanstein. Baviera, Alemania. Su construcción fue ordenada por Luis II de Baviera en el año de 1869. Aunque tiene un aspecto medieval, en su interior posee varias comodidades modernas de la época. Entrada: 13 euros por persona.

Sagrada Familia. Barcelona, España. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es uno de los monumentos más visitados de España. La cifra oficial apunta a más de cuatro millones y medio de turistas al año. Es un templo ideado por el arquitecto Antoni Gaudí. Su construcción se inició en 1883. Hay cinco planes distintos para visitar el monumento. El básico, que consiste en recorrer la Basílica sin guías, cuesta 25 euros por persona. El recorrido más costoso, que incluye entrar a la Sagrada Familia y conocer las torres, cuesta 32 euros por persona.