La París de América. Así la llaman por las culturas europeas que han formado parte de su historia, y que se han conjugado y logrado convivir en armonía. Buenos Aires es una de las ciudades más visitadas del continente: 4.000.000 de viajeros anuales lo atestiguan. Su oferta de bares, teatros, música, industria editorial, moda y gastronomía le dan aún más atractivo a la Ciudad de la Furia, tal como la llamó Soda Stereo en una de sus canciones.

Aunque hay mucho por recorrer y conocer, como los icónicos sitios de la Casa Rosada, el cementerio de Recoleta y la Plaza de Mayo, a continuación una lista de lugares que no debe dejar de visitar en la capital argentina.

San Telmo. Casas pintorescas, con más de cien años de construidas, transformadas por el ritmo de la urbe en restaurantes, tiendas, bares, cafés y hostales caracterizan este barrio. San Telmo no para.

De día se aprecia su valor arquitectónico, se disfruta de una buena parilla, un buen vino, o se pasea por la feria de antigüedades o se visita el mercado. En la noche los locales se encienden con tangos, karaokes y shows en vivo. A cualquier hora puede fotografiarse en una banca junto a la escultura de Mafalda, personaje de historietas cuyo autor Quino, es argentino y vivió en este sector.

Caminito en Boca. Zona habitada por inmigrantes italianos a finales del siglo XIX. Vivían agrupados en casas que se conocen como conventillos. Los recursos de los pobladores eran escasos y aprovechaban los sobrantes de pintura de los marineros para diferenciar las fachadas de sus hogares. Si la pintura no alcanzaba, no era problema, otro tono completaría el trabajo. Su ubicación al sur de la ciudad y los rasgos tan marcados en su idiosincrasia, la distinguieron de las áreas habitadas por la clase alta, la cual se radicaba en el lado norte.

Caminito es también la sede del equipo de fútbol Boca Juniors y su monumental estadio La Bombonera. El sector adquirió valor turístico y patrimonial en 1926, cuando Juan de Dios Filiberto compuso el tango “Caminito”, al cual hacen honor parejas que bailan a ese ritmo, cada domingo a cielo abierto, en un evento acompañado de bebidas y rodeado de tiendas con detalles para los turistas.

Abasto Shopping. Un mercado de frutas y verduras concebido a finales del siglo XVII cerró sus puertas en 1984 ante su deterioro. Diez años después fue reacondicionado con lo más moderno en estructuras para centros comerciales, convirtiéndose en uno de los centros más grandes y exitosos de la capital con una excelente oferta por concentrar en un solo lugar múltiples actividades.

La variedad se combina con la exclusividad y la multicultural oferta gastronómica que caracteriza su feria de comida. Cuenta con 12 salas de cine y un parque de diversiones. Afuera, en uno de sus laterales, una estatua de bronce de 2,40 metros de Gardel recibe a los visitantes.

Obelisco. En el punto exacto donde se encuentra este ícono porteño se izó por primera vez la bandera de la República de Argentina. Tal acontecimiento motivó a desarrollar un monumento que atestiguara tan importante hecho de la historia. Solo 60 días bastaron para completar la estructura de 67,5 metros de altura que despliega un juego de luces en ocasiones especiales.

Es un frecuente punto de reunión de diversas manifestaciones y ha sido intervenido artísticamente en infinidad de ocasiones para celebrar eventos como el Día del Vino, relaciones bilaterales, lucha contra el sida y Navidad. Se encuentra en la avenida más ancha del mundo, la 9 de julio.

Florida. Todo recorrido por una ciudad exige hacer una parada en el centro o downtown. En Buenos Aires le llaman calle Florida. Este lugar es un paseo peatonal diariamente recorrido por un millón de personas. Buenos precios y mucha variedad de importantes tiendas por departamento, librerías, zapaterías, ventas de prendas de cuero, locales de tecnología, comercios con accesorios para deportes, ropa y hasta mascotas. La integran edificios emblemáticos e históricos denominados galerías que han adecuado su uso para apoyar el comercio por temáticas.

Puerto Madero. La historia de Puerto Madero es un ejemplo a seguir. Viejos edificios abandonados desde la segunda década del siglo XX, agobiados por la rutina de oficios tan densos como el de la actividad portuaria, con malos olores incluidos, fueron reacondicionados y recuperados a mediados de los 90. Así se reconvirtieron en lugares con una envidiable vista al Río de la Plata. Lo circundan torres de oficinas, así como el Club Naútico. También ha vivido un boom mobiliario de lujo.

Restaurantes y cafés, cines, discos y más acompañan el renacer de este barrio con un puente bautizado Monumento a la Mujer realzado con un trabajo de iluminación fantástico. La Universidad Católica está ubicada en este sector por lo que estudiantes disfrutan de museos y food trucks que elevan el valor del sector.

RECUADRO

Más datos

Más fotos en el fan page BW Turismo y más sobre asesoría, promoción y construcción de marca de negocios turísticos en IG y T: @bwturismo y la página www.bwturismo.com


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo