En 70 años, el balneario de Santa Rosa, también conocido como Termales de Santa Rosa de Cabal, se ha reinventado y adaptado su oferta a la par de la evolución que ha experimentado el Eje Cafetero en Colombia. Por su cercanía a la ciudad de Pereira –una

hora de distancia–, es una parada obligada para turistas extranjeros y locales. Quienes la visitan no dudan en compararla con un paraíso de ensueño, dibujado por el Creador, con un enorme cariño.

¿Qué hace tan especial este destino? El balneario cuenta con un abanico de servicios de alojamiento y entretenimiento dirigido al área de salud y belleza en el que la calidad de atención prima y combina con una imponente caída de agua fría de más de 90 metros de altura, cuyas propiedades medicinales se distribuyen en varis piscinas que son posibles apreciar visual y auditivamente minutos antes de llegar a la entrada del sitio.

La atmósfera que se crea alrededor de las aguas termales solo es interrumpida por el hilo musical activo en el horario de uso de las piscinas, en las que la inmersión no debe superar los 15 o 20 minutos, bien sea en el área de temperatura caliente o en las aguas frías afluentes de la zona de la cascada natural. Cumplido el lapso, los huéspedes y visitantes deben salir de las piscinas o si lo prefieren desplazarse al balneario de la temperatura opuesta que se encuentra. En ambos espacios la sensación de relajación es sorprendente.

Alma y cuerpo. Los visitantes confían en las propiedades “curativas” y de “recuperación” para dolencias degenerativas, en las terapias de sanación y de liberación del estrés cotidiano, por eso es un punto turístico que se presta para ir en plan de amigos o en plan familiar. El objetivo es disfrutar de estas aguas concentradas de mágicos minerales que favorecen el bienestar al aliviar dolores y servir de distracción.

Las instalaciones cuenta con, al menos tres ventas de comidas y bebidas, disponibles para atender diferentes gustos alimenticios, lo que complementa la experiencia.

Pero entre todo resalta el apego y afecto de los santarrosanos por las bondades del lugar, factor clave para el mantenimiento de este mágico espacio.

RECUADRO

Más datos

Fotos de esta experiencia en el fan page BW Turismo y más sobre asesoría, promoción y construcción de marca de negocios turísticos en IG y T: @bwturismo

RECUADRO

Dos tipos

De acuerdo con su origen geológico, las aguas termales derivan en dos clasificaciones: las magmáticas y las telúricas.

Las magmáticas nacen de filones metálicos o eruptivos, es decir, su origen está íntimamente relacionado con el magma (lava) de volcanes. Su temperatura promedio supera los 60º C y su composición es de nitrógeno, cobre, arsénico, bromo, fósforo y boro, elementos que causan molestias al contacto con los ojos y poseen un sabor desagradable, por lo que no son recomendables para inmersiones.

Las de origen telúrico son como las de Santa Rosa. Se caracterizan por ser inoloras e insípida.No tienen efectos secundarios en ojos y garganta. Contienen sales de cal, bicarbonatos, cloruros y carbonato de calcio. Son ideales para aliviar el estrés y como relajación e hidroterapia. Como no son azufradas no hay peligro si se toma un sorbo y su grado de mineralización ha sido minimizado con filtros.

RECUADRO 2

La pernocta

Aunque las aguas termales son un bien patrimonial, un complejo para alojamiento fue construido cerca. Dispone de 11 habitaciones junior, 4 tipo corner suite y 2 junior suite para albergar hasta 70 personas, la misma capacidad que poseen las piscinas. El hotel añade a su oferta paquetes con recorridos, servicios y comodidades adicionales, adecuadas a las necesidades de los huéspedes.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo