Youtuber Oscar Alejandro
Foto: Instagram Oscar Alejandro

El influencer Óscar Alejandro detalló en su canal de Youtube lo que fue su detención en Venezuela durante 32 horas.

“Estoy bien, estoy libre. Y quiero que sepas lo que pasó”, inició el video en el que luego el youtuber procedió a narrar que al llegar con su hermano y su madre al aeropuerto de Maiquetía, una mujer lo abordó para indicarle que tenía un problema para continuar con su registro.

“Noté la cara de la muchacha un poco rara, pero para mí era un procedimiento de rutina”, relató a sus seguidores, señalando que luego otra mujer perteneciente al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) le notificó que pesaba una orden de aprehensión en su contra.

“En ningún momento se me informó de ninguna manera y por ninguna vía que yo tenía una solicitud para presentarme ante las autoridades de este país (…) por terrorismo y actos de odio”, manifestó.

Óscar Alejandro explicó que durante la tarde permaneció en el piso ocho de la sede del Cicpc de la avenida Urdaneta.

“En la mañana de este lunes me dicen que ya sabían porque estaba detenido y me muestran un fragmento de un video que grabé en mi canal de Youtube en un video que se llama ‘Así es Caracas de Noche’”, en el que supuestamente incurrió a un llamado a la violencia.

Mencionó que luego ante un tribunal afirmó que no quiso incentivar ningún acto de terrorismo.

“El juez me dio mi palabra y yo lo único que dije fue que amo profundamente a mi país, y que cualquier cosa que yo haya dicho a través de mis redes sociales, fue completamente sacada de contexto porque sería incapaz de hacer un llamado a cualquier tipo de acción que afectara a mi gente amada de mi país”, expresó.

Señaló que la defensa planteó los argumentos, por lo que el juez determinó que no existían hechos contundentes para dictaminarlo como un terrorista ni para permanecer preso. Sin embargo, aclaró que debe mantenerse en el país por si recibe otro llamado del tribunal.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!