tropas cibernéticas
Foto: Referencial

Venezuela es uno de los países con mayor presencia de tropas cibernéticas dedicadas a la desinformación y manipulación a través de plataformas web. Así lo reveló un estudio realizado por la Universidad de Oxford, del Reino Unido.

La investigación indica que Venezuela es uno de los 26 países donde se usa propaganda computacional desde el poder político como herramienta de control de información.

“En muchos regímenes autoritarios, la propaganda computacional se ha convertido en una herramienta de control de información. Y estratégicamente se usa en combinación con vigilancia, censura y amenazas de violencia”, señala el documento.

En esta lista también están incluidas varias naciones de Asia y África. Es el caso de China, Egipto, Rusia, Siria, Tailandia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Zimbabue, entre otros. Por el continente americano aparecen Venezuela, Cuba y Guatemala.

“Se encontraron tres distintas formas para las que se usa la propaganda computacional: suprimir los derechos humanos fundamentales, desacreditar a la oposición política y  ahogar a la disidencia”, agrega.

Redes

El informe también muestra una lista de siete países denunciados por Facebook y Twitter de tener asesoría y apoyo extranjero en el uso de tecnología para la desinformación y manipulación. Esta lista está compuesta por China, India, Irán, Pakistán, Rusia, Arabia Saudita y Venezuela, los cuales se ayudan mutuamente.

Por otro lado, las plataformas más implementadas por el régimen venezolano para la manipulación de información son Twitter y Facebook, seguidas de Youtube y Whastsapp.

Tipos de cuentas falsas y sus fines

El informe añade el tipo de cuentas falsas más utilizadas alrededor del mundo. En lo que respecta a Venezuela, los perfiles son operados mayormente por bots y, en menor grado, por humanos.

En cuanto a la finalidad, y para el apoyo de la ideología del régimen, se emplean ataques a los adversarios y censura a los medios de comunicación.

Gasto

El estudio afirma que varios países no usan las campañas web solamente en medio de procesos electorales, sino que la implementan como política de Estado permanente, para lo cual se disponen grandes recursos técnicos y financieros.

“La alta capacidad de las tropas cibernéticas implica un gran número de personal y grandes gastos presupuestarios en operaciones psicológicas o guerra de información. También puede haber fondos significativos gastados en investigación y desarrollo. Se involucra personal dedicado a tiempo completo para manipular el espacio de información”, indica.

El estudio concluye que la tropa cibernética del régimen de Nicolás Maduro está compuesta por al menos 500 personas que trabajan permanentemente en ello. Se trata de una cifra con la que Venezuela ocupa el puesto número 11 de las naciones con más personal sistematizado en tareas de esa índole en todo el mundo. En América Latina, ocupa el primer lugar.

Cifras globales

En términos globales, la investigación concluye que desde 2017 ha aumentado en 150% la cantidad de naciones que usan los medios cibernéticos para manipular a la opinión pública.