Oposición
Foto EFE/ Archivo

El panorama político venezolano luce complicado en los próximos meses. A las puertas de un nuevo proceso electoral, la oposición se encuentra desorganizada y la falta de un liderazgo claro puede afectar seriamente el futuro de una nación golpeada por una grave crisis económica.

“La oposición en los próximos meses debe organizarse en torno al dilema electoral, votar o no votar, tratar de renovar el liderazgo debilitado. Esto se logra interpretando las demandas sociales y no las políticas, tratar de desmenuzar esas demandas e integrarlas al discurso político. Alejar un poco el plano de la confrontación y llevarlo a la realidad, la gente no está confrontando en las calles, la gente lo que quiere es vivir mejor”, aseguró el politólogo Pablo Quintero en una entrevista para El Nacional.

En su opinión, los opositores no solo deben tratar de establecer una estrategia conjunta, sino también aprender a comunicar de una forma más empática y humana.

Oposición sensata y realista

Quintero cree que es necesario utilizar todos los mecanismos posibles para unirse y generar consensos, siempre y cuando sea en el plano de la sensatez y la realidad. “Es evidente que en los próximos meses no va a llegar una tropa norteamericana a liberar el país. Esa coalición internacional que llaman muchos está lejos de la realidad por muchas razones, especialmente porque los países más poderosos están sumergidos en el tema coronavirus o en lo electoral como Estados Unidos”, agregó.

También considera que es importante que la oposición no revele las diferencias tan marcadas que hay entre sus líderes, porque la percepción que le arrojan a los ciudadanos es de desorden y desunión.

El politólogo Pedro Urruchurtu también coincidió en que la oposición tiene mucho qué hacer en los próximos meses y debe asumir una estrategia coherente, que tenga aliados genuinos que trabajen en pro de la libertad del país.

A diferencia de Quintero, Urruchurtu destacó que no debe existir un dilema sobre si se participa o no en las elecciones parlamentarias del mes de diciembre, porque en su opinión eso sería caer en un chantaje.

“No puede haber voto sin elecciones, esto es caer en un chantaje. Es un dilema dañino porque se confunde a la gente. Para que haya una solución política primero debe haber una solución contra el régimen criminal. En Venezuela no hay elecciones, por lo tanto no hay dilema”, señaló a El Nacional.

Desde su punto de vista, la única salida para el país pasa por la actuación de la comunidad internacional.

“Hay que persuadir a la comunidad internacional que hay que actuar, que es la única vía posible. Las soluciones políticas no funcionan con un régimen que no es convencional. Hay que aglutinar las fuerzas internas, pero con coherencia y firmeza”, agregó.

Guaidó: La desunión solo beneficia al régimen

La propuesta de Guaidó

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, propuso el pasado 19 de agosto la creación de un pacto unitario e hizo un llamado a diversos líderes políticos de oposición para crear una ruta conjunta que logre poner fin a la crisis de Venezuela.

“La propuesta de Guaidó es la del quiebre. La estrategia es hacer presión para producir el quiebre del régimen. La presión interna, que debió hacerse el año pasado, es lo que se está haciendo ahorita: buscar movilizar de nuevo a las masas con marchas, concentraciones. Esto más las sanciones de Estados Unidos, es lo que va a producir la fractura. Además, esperar que con los incentivos, alguien dentro del gobierno abandone o traicione a Maduro y eso ayude al quiebre”, explicó el politólogo Ricardo Sucre.

Guaidó también propone realizar una consulta para que los venezolanos puedan expresar su verdadera voluntad mediante un mecanismo nacional e internacional de participación masiva ciudadana.

La coordinadora nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, rechazó esta opción y aseguró que Venezuela ya fue consultada en 2017, por lo que el pueblo tiene claro cuáles son sus intereses.

Sobre esto, Urruchurtu concuerda con la posición de Machado y afirmó que realizar una nueva consulta no parece una opción atractiva ni oportuna.

“Si la consulta busca postergar la duración del interinato, esto sería muy grave porque no se han logrado los objetivos en dos años. Por otra parte, asumir que una consulta va a detonar las acciones que no se han logrado en 17 meses es muy irresponsable”, indicó.

Capriles resurge como líder de la oposición

“La figura de Henrique Capriles emerge otra vez sin duda. El liderazgo de Capriles viene dado porque ha sabido conectar con la ciudadanía, y no solo de Caracas y Miranda sino de todo el país. Es un actor político que tiene trayectoria y tiene carisma. Tiene trayectoria en cuanto a gestión porque fue el diputado más joven del Congreso en su momento, fue presidente del Congreso, dos veces alcalde y dos veces gobernador, además de excandidato presidencial, esto le da a él una figura de liderazgo muy importante y reconocida. Asimismo, Capriles tiene gran empatía en el elector”, resaltó Quintero.

El experto aseveró que Capriles está aprovechando el descontento que existe en la población hacia Guaidó y el G4. Además, afirmó que el exgobernador cuenta con el respaldo de partidos y líderes políticos que aunque no lo han dicho públicamente, lo apoyan.

En cuanto a Capriles, Sucre detalló que su propuesta es muy diferente a la de Guaidó, desde el lenguaje hasta los métodos de acción.

“Mientras Guaidó habla de corporación criminal, del TIAR, del R2P, dictadura, tiranía, crisis humanitaria, Capriles se enfoca en lo popular, en las condiciones de vida de las personas, pero en el sentido cotidiano. Su propuesta es que la legitimación viene de abajo hacia arriba, por eso es que el habla de la unidad pero de la unidad de la mano del pueblo. Él apuesta por luchar de abajo hacia arriba y es por eso que considera necesario primero energizar al pueblo, es decir darle condiciones para que puedan unirse a la lucha”, dijo Sucre.

Aclaró que Capriles busca recuperar espacios a través del reconocimiento del régimen, pero que esto no significa que no quiera una salida de Maduro del poder.

“La propuesta de Capriles no es que no se negocie la salida del gobierno, sino que plantea un reconocimiento a esa fuerza y sobre esa negociación construir unas condiciones y un contexto que permita a través de un pueblo ya más organizado, se pueda ir a unas elecciones y que Venezuela decida”, agregó.

Dos propuestas, un objetivo

Ricardo Sucre precisó que aunque ambas propuestas son muy diferentes, el objetivo es el mismo: un cambio de gobierno.

Están unidas por un deseo de cambio de gobierno, pero una a partir de un quiebre con presión y la otra a partir de una fuerza que se construye de abajo hacia arriba y que esa fuerza se imponga a través de una elección”, indicó Sucre.

Urruchurtu difiere en este punto. Cree que la propuesta de Capriles busca cohabitar con el régimen, lo que considera lamentable para un líder que fue un gran abanderado de la oposición.

Es alguien que no tuvo la astucia de cobrar unas elecciones donde ganó y ahora quiere que sigamos la misma ruta. Muy lamentable porque juega a implosionar a la oposición. Sería una lástima que sea considerado como un traidor después de su trayectoria”, puntualizó.

@ErikaHDelaR


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo