Migrantes venezolanos en Chile hicieron la procesión de la Divina Pastora
@guarosenchile

Migrantes venezolanos en Chile y Ecuador hicieron la procesión de la Divina Pastora el pasado 14 de enero. En el centro de la ciudad de Santiago, los devotos partieron desde la iglesia La Asunción hacia la parroquia Latinoamericana, donde se celebró la misa, y posteriormente llevaron en hombros la imagen hacia el templo de los Sacramentinos.

En imágenes difundidas en las redes sociales se observa la multitud, vestida de blanco, que se concentró en las puertas de los Sacramentinos a la espera de la llegada de la virgen. En ese lugar permanecerá todo el año.

“¡Que viva la Divina Pastora!”, gritaron algunos. “¡Que viva!”, respondían otros. La imagen tenía un vestido blanco, al igual que su emblemático sombrero, y estaba adornada con lirios y girasoles, de colores blancos y amarillos.

“La Divina Pastora es una de las imágenes que nos reúne a los venezolanos. Por tanto, es la tercera manifestación mariana más grande del mundo”, dijo el padre Luis Acosta, párroco de los Sacramentinos, de acuerdo con El Informador.

“Protege a todos los venezolanos”

“Salve reina Divina Pastora, protege y guía a todos los venezolanos por el mundo”, “que llene de bendiciones a mi Venezuela”, “protege a todos los venezolanos que andan por el mundo entero”, comentaron algunos devotos en las redes sociales.

El medio digital El Impulso reseñó que grupos culturales cantaron temas como el «Alma llanera» y el himno de la Divina Pastora.

“Una forma de darle gracias a Dios”

Por las calles de Quito recorrió la imagen de la Divina Pastora creada por el artista plástico venezolano Leonardo Casamayor. Mientras que el vestido que lució lo creó la ecuatoriana Jacqueline Lema, de acuerdo con un reporte de El Pitazo.

“Organizamos esta actividad porque hacen falta las manifestaciones de fe del pueblo de donde venimos. Mi esposa, como buena barquisimetana, añoraba esa intención de vivir una procesión de la Divina Pastora. Es una forma de darle gracias a Dios”, dijo Casamayor al medio digital.

La imagen fue trasladada desde la capilla de La Guadalupe hasta la iglesia San José Obrero, donde se realizó una misa en la que participó un coro de niños venezolanos y ecuatorianos. La virgen estará en ese templo durante una semana, pero todavía no han recibido la autorización para que permanezca en alguna parroquia.

Así, los migrantes llevan a países de la región su devoción para seguir siendo parte de una de las tradiciones católicas con mayor importancia en el país y América Latina.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!