citgo
Jorge Arreaza M (@jaarreaza)

Los seis ejecutivos petroleros estadounidenses detenidos durante tres años en Venezuela fueron declarados culpables de cargos de corrupción por el Tribunal Supremo de Justicia del régimen.

La medida que ordenó enviarlos a prisión inmediatamente frustra  las esperanzas de una rápida liberación que reuniría con sus familiares en  Estados Unidos.

Las condenas

José Ángel Pereira Ruimwyk, expresidente de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos, fue sentenciado a cumplir  13 años y siete meses de prisión. La sentencia viene debido a los delitos de peculado doloso propio y concierto de funcionario con contratista, tipificados en los artículos 54 y 72 de la Ley Contra la Corrupción,según reseña una nota de prensa del TSJ en su página web.

También lo sentenciaron por asociación para delinquir, previsto en “el artículo 37 de la Ley contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo”. Además tendrá que pagar  una multa de 2 millones de dólares equivalentes al 40% del valor de los bienes objeto del delito.

En el mismo dictamen el juzgado condenó a los ciudadanos Tomeu Vadell Recalde; Jorge Luis Toledo Kohury; Gustavo Adolfo Cárdenas Cardona; José Luis Zambrano Colina y Alirio José Zambrano Colina, exdirectivos de la misma empresa.

Deben cumplir la pena de ocho años y 10 meses de prisión por los delitos de concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir.

También el tribunal dictaminó medida de inhabilitación para el ejercicio de la función pública para los condenados. Debido a esto no podrán optar a cargos de elección popular por el tiempo que duren sus respectivas condenas.

Abogados apelarán

La abogada María Alejandra Poleo, quien ayudó a representar a tres de los hombres, dijo a la AP que “la defensa apelará la decisión ante el tribunal”.

Los  6 de Citgo son empleados de la empresa de refinación, llegaron a Venezuela hace tres años para una reunión de negocios y los arrestaron por cargos de corrupción.

En tanto, el abogado defensor Jesús Loreto calificó el resultado del juicio como una “mala noticia” y dijo que el veredicto se basó en poca o ninguna prueba presentada por los fiscales del gobierno.

“No tienen ninguna evidencia para responsabilizar a estos tipos por cualquier delito”, dijo a AP Loreto. “Deberían liberarlos”, reiteró.

 


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo