salarios Sindicatos
Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

Trabajadores universitarios comenzaron este martes un paro de 48 horas. La huelga forma parte de las acciones que los trabajadores públicos del país se plantearon para ejercer mayor presión en el reclamo por salarios dignos y reivindicaciones salariales, vulneradas por el gobierno bolivariano.

Estamos exigiendo aumento salarial indexado, la libertad de trabajadores presos, las contrataciones colectivas que están paralizadas y el tema de los jubilados”, declaró Eduardo Sánchez, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Universidad Central de Venezuela, a Unión Radio.

Educadores marcharon el lunes desde Plaza Venezuela hasta la sede del Ministerio Público, en el centro de Caracas, para reiterar sus exigencias, que no han tenido respuesta de las autoridades.

Sánchez pidió a los trabajadores públicos sumarse a las protestas, y en unidad, para reforzar la lucha por los derechos laborales. Agregó que la ronda del diálogo social entre la Organización Internacional del Trabajo, representantes del gobierno de Nicolás Maduro, empresarios y sindicatos de trabajadores terminó con “más penas que glorias” y afirmó que tampoco ha arrojado resultados.

Trabajadores en “condición de subesclavos”

“El gobierno tiene una política equivocada en materia económica. Los trabajadores están esperando que el gobierno dictamine cómo y cuándo serán los ajustes salariales. Sin embargo, el gobierno quiere llevar a los trabajadores a una condición de subesclavos. El salario apenas alcanza para medio vivir y no atender los temas fundamentales de la vida”, manifestó.

Anunció que para el jueves y el viernes habrá movilizaciones para mantener a los trabajadores en la calle. Señaló que el paro de 48 horas es el preludio de la radicalización de las protestas, que podrían terminar en una huelga general indefinida.

“Eso va a depender de las propuestas del gobierno. No pueden pretender que más de 20 millones de ciudadanos de este país vivan o sobrevivan con 5 dólares de salario mínimo, con 30 dólares que están dando de bono y que sencillamente pidiendo sacrificios a quienes no somos responsables de esta crisis”, expresó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!