Sindicato
Foto archivo

Los trabajadores del Metro de Caracas denunciaron pésimas condiciones laborales, entre ellas que no tienen agua potable para beber y que deben lidiar con ratas incluso a la hora de comer.

En declaraciones a Provea, un empleado de la compañía de transporte masivo señaló que las áreas de desahogo, donde labora parte del personal de la noche, no han sido fumigadas, por lo que hay ratas e insectos de todo tipo, con los cuales deben lidiar los trabajadores.

“Tenemos que convivir con las ratas, incluso a la hora de comer”, dijo. Reclamó que el personal en general no cuenta con las condiciones propias para trabajar en las estaciones.

“No hay agua para beber ni sillas ergonómicas para quienes están en taquilla o quienes conducen los trenes”, indicó.

Apuntó que el salario que devenga la mayoría del personal es mínimo, y que no les alcanza para cubrir las necesidades básicas. “El panorama es bastante oscuro. Muchos desertaron; y el que no deserta y exige sus derechos, es perseguido”, señaló.