Foto: Cortesía

Más de 1.000 trabajadores activos y jubilados de Corpoelec en Trujillo protestaron este jueves por el ajuste de sus salarios en dólares.

“El sueldo promedio va desde 60.000 a 80.000 bolívares. Eso no alcanza para nada. De nuestros bolsillos salen los viáticos. El salario promedio que pedimos es de 300 dólares», dijo Héctor Rojas, secretario del sindicato de Corpoelec Trujillo.

Rojas añadió que exigen una adecuación de los beneficios laborales porque el tema inflacionario los afecta.

“El ingreso de la nación se calcula con base al ingreso petrolero, y el ingreso petrolero se calcula en dólares. Por eso exigimos el ajuste de nuestro salario”, reclamó.

Recordó que la convención colectiva ya tiene dos años vencida y que buscan promover beneficios para los jubilados.