Maduro
Foto: EFE

Tres acusados por la explosión de drones cargados de explosivos en un acto de Nicolás Maduro en 2018 fueron sentenciados a 30 años de prisión, pena máxima en Venezuela, informaron este viernes familiares de los condenados.

María Delgado Tabosky, el mayor retirado Juan Carlos Marrufo y el coronel retirado Juan Francisco Rodríguez fueron condenados por cargos de «terrorismo, traición a la patria y asociación para delinquir» en una audiencia que comenzó la noche del jueves y que se prolongó hasta la madrugada del viernes, dijo a la AFP una fuente familiar que pidió mantener su nombre en reserva.

María Delgado Tabosky, de 48 años de edad y de nacionalidad venezolano-española, es hermana de Osman Delgado Tabosky, quien vive en Estados Unidos, acusado por el gobierno de Maduro de haber financiado un atentado con dos drones que estallaron en las proximidades de una tarima en la que el oficialista presidía un acto con militares, el 4 de agosto de 2018, en Caracas.

Marrufo, de 52 años de edad y con doble nacionalidad venezolana e italiana, es su esposo.

Detenciones arbitrarias

«Ellos jamás tuvieron relación con los hechos. Simplemente fueron detenidos por ser familiares de una persona presuntamente vinculada», sostuvo la fuente.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU estimó que las detenciones de Delgado Tabosky y Marrufo, en 2019, fueron arbitrarias. Ambos han permanecido presos por tres años y ocho meses y están recluidos en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Caracas.

Sus familiares piden casa por cárcel por motivos de salud y han solicitado sin éxito a los gobiernos de España e Italia interceder por la pareja.

Otros 17 acusados por el caso, entre ellos el exdiputado opositor Juan Requesens, fueron condenados en agosto a penas de entre 5 y 30 años de cárcel.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!