Una comisión de funcionarios de la Policía del estado Lara, adscritos al Servicio de Seguridad Hospitalaria, incautó aproximadamente 70 medicamentos que eran vendidos en la vía pública y que no contaban con permiso del Ministerio de Salud.

Los agentes practicaban un operativo de seguridad en las adyacencias del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda, con el fin de erradicar la venta de medicamentos e insumos médicos sin la debida permisología.

En la zona hallaron a un hombre, que no fue detenido, pero quedó bajo investigación. Tenía en su poder el lote de fármacos para tratar diferentes enfermedades. Entre otros, le hallaron dicoflenac, losartán potásico, ibuprofeno, acetaminofén, loratadina, atorvastatina, complejo B, amlodipina, que no tenían permiso para su distribución y están señaladas para la venta exclusiva de la República de Colombia.

El procedimiento fue puesto a la orden de la Fiscalía Superior del Ministerio Público.