Saúl Gómez Bayona, de 62 años de edad, colombiano, murió en la cárcel de Uribana, en Barquisimeto, estado Lara, a consecuencia de un paro cardíaco el miércoles a las 3:00 am, según diagnóstico del patólogo que le practicó la autopsia en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda, donde no había llegado nadie para tramitar el retiro del cuerpo.

Gómez Bayona fue condenado a 17 años de prisión por el delito de violencia sexual agravada y actos lascivos. Tenía sentencia firme desde 2010 y podía optar por la medida de régimen abierto que no se la otorgaron, informó el Observatorio Venezolano de Prisiones.

Los presos de Uribana informaron a la organización que los están dejando morir de hambre y que a los que están enfermos no les dan atención médica. “Si hablamos o nos quejamos, aquí lo que nos ofrecen es tabla”, dijeron.

Humberto Prado, coordinador general del OVP, indicó que hay que aplicar las medidas que sean necesarias y efectivas para evitar la pérdida de vidas y los daños a la integridad física, psíquica y moral de las personas privadas de libertad en la cárcel de Uribana, así como de las personas que puedan ingresar en el futuro en calidad de reclusos al centro penitenciario, así como de quienes allí laboran y de quienes ingresen como visitantes, según las medidas provisionales emitidas por la Corte-IDH, el 2 de febrero de 2007 para esa cárcel.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo